Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Nueve ovejas muertas en el ataque a un rebaño situado justo al lado del casco urbano de Torralba de Aragón

El ganado estaba en una explotación situada a tan solo 100 metros de la población. De tratarse del lobo detectado en Los Monegros, sería la primera vez que actúa tan cerca de una población.

El ataque ha tenido lugar a tan solo 100 metros del casco urbano de Torralba de Aragón, cuya silueta se dibuja al fondo
El ataque ha tenido lugar a tan solo 100 metros del casco urbano de Torralba de Aragón, cuya silueta se dibuja al fondo
HA

Un total de nueve ovejas han aparecido muertas este jueves en una explotación de ovino situada a tan solo 100 metros del casco urbano de Torralba de Aragón. Las necropsias de los animales, que presentan heridas a la altura del cuello y han sido devorados de forma parcial, servirán para determinar si el ataque ha sido obra del lobo detectado en Los Monegros o de perros salvajes. De tratarse del cánido, sería la primera vez que actúa tan cerca de una población.

El rebaño, integrado por unos 1.600 ejemplares, acababa de descender del monte y había sido dividido. Las ovejas cercanas al parto, junto a los corderos, estaban en la paridera y el resto, el que ha sufrido el ataque, en un vallado cercano. 

Desde el departamento aragonés de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, han confirmado que dos de los ejemplares muertos han sido trasladados al centro de recuperación de La Alfranca, donde se les practicarán las necropsias. También se van a revisar las tres cámaras de fototrampeo colocadas en la zona y de confirmarse que el ataque ha sido obra del lobo, se incluirá al municipio de Torralba de Aragón en la próxima convocatoria de ayudas. Hasta ahora, no se había registrado ningún ataque en esta localidad.

Para el ganadero, José María Alcubierre, secretario general de UAGA Aragón, la situación es nueva, ya que su rebaño se había librado hasta ahora de los ataques que con frecuencia tienen lugar en la zona. De hecho, la vecina población de Tardienta es una de las más castigas, tanto por la presencia del lobo como por la acción de perros salvajes.

El ganadero insiste en la cercanía entre el lugar del ataque y el casco urbano de la población, lo que, de confirmarse que ha sido obra del lobo, "nos plantea un problema real de seguridad". Y es que considera que se demuestra que el lobo "campa a sus anchas, al carecer de depredadores naturales o cualquier otra amenaza". "La parcela está justo al lado del pueblo", recalca Alcubierre, detallando además que a tan solo unos metros del lugar están las piscinas municipales, donde esta misma madrugada varios vecinos de la localidad, entre ellos, los más pequeños se encontraban celebrando la noche de San Juan.

El ganadero monegrino no oculta su malestar y dirige sus críticas hacia el Gobierno de Aragón, al que invita a "reflexionar" a través de la siguiente cuestión: "¿cuál es el valor medioambiental o qué tipo de biodiversidad genera un único lobo en la sierra de Alcubierre?". Y él mismo responde: "ninguno". "Un único ejemplar solo provoca daños hasta el punto de amenazar la supervivencia del actual modelo de ganadería extensiva, que hemos mantenido con esfuerzo durante siglos y que aporta una riqueza muy superior", insiste. "Tenemos constancia de ganaderos que han abandonado por el lobo; ni por la PAC ni por los bajos precios; por el lobo", subraya.

Alcubierre también explica que ni cobrará por los animales muertos ni podrá acogerse a las ayudas habilitadas por el Ejecutivo aragonés, ya que, según aclara, Torralba de Aragón no figura entre las zonas en las que está demostrada la presencia continuada del cánido.

A finales del pasado mes de mayo, muy cerca de allí, otro rebaño sufrió un letal ataque en el monte de Tardienta, que se saldó con ocho ejemplares muertos y doce heridos, a los que después hubo que sumar nuevas bajas. En esa ocasión, las necropsias no fueron concluyentes y la DGA informó de que procedería a colocar cámaras de fototrampeo para identificar si los hechos habían sido obra de perros salvajes o del lobo detectado en Los Monegros.

El ganadero afectado, Agustín Martínez, ya había sufrido otros cinco ataques, aunque ninguno tan letal. De ellos, dos casi consecutivos en abril de 2020, con un total de cuatro ejemplares muertos, y otro el pasado mes de febrero, en el que perdió dos ovejas más. Los tres atribuidos al lobo tras la confirmación de las necropsias.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión