Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Los parques solares estarán en Huesca a 500 m de las casas y de lugares protegidos  

El Ayuntamiento modifica el PGOU para regular la instalación de instalaciones fotovoltaicas y eólicas  en el municipio, que el plan urbanístico de 2003 no contempla de manera expresa por su antigüedad.

Placas solares en el tejado de una casa
Placas solares en el tejado de una casa
Ikea

Las instalaciones fotovoltaicas y eólicas deberán guardar una distancia mínima de 500 metros con cualquier núcleo habitado y lugar o elemento protegido. Además, entre ellas deberán mantener también medio kilómetro de separación. Son dos de las normas que deberán cumplir los parques solares y de aerogeneradores que quieran implantarse en el municipio de Huesca. El Ayuntamiento modificará el PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) de 2003 para regular su instalación, ya que el documento no cuenta con una normativa expresa para estas plantaciones. 

María Rodrigo, concejala de Urbanismo, explica que "estamos muy interesados en que haya parques fotovoltaicos o eólicos en el municipio pero queremos definir donde". "Según ha dicho, el Ayuntamiento está trabajando para que estos se puedan instalar instalar, "pero manteniendo ciertas limitaciones".  Además de marcar las distancias mínimas, y tras diferentes reuniones con el Consejo y la Dirección Provincial de Urbanismo y con una representación de la CEOS-Cepyme, se ha decidido que la superficie que  pueden ocupar las plantas solares, que en principio iba a ser de 10 hectáreas, sea de entre 50 y 100 ha. El motivo de este incremento es garantizar la rentabilidad de las instalaciones, donde lo más costoso, a nivel de inversión, es la línea de evacuación que se enganchar a un Centro de Transformación (CT). "Este puede estar cerca o al otro lado de la ciudad y con esa superficie garantizamos que sean viables", añade la edil.  

Las plantas de energías renovables solo estarán autorizadas en el suelo no urbanizable genérico de secano. Se protege el de regadío y el especial. "El regadío, porque  la vocación del PGOU era respetar esas zonas de huertas alrededor de la ciudad, que en  la Hoya es el cultivo más tradicional, y todo lo próximo al casco urbano es suelo no urbanizable de regadío", señala Rodrigo. "De alguna manera, permitimos que suelos que puedan tener menos producción, como el secano, tengan una alternativa", añade.  Además el PGOU protege zonas importantes como la de Apiés, que es ya entorno del parque Natural de Guara, y el entorno de las albercas.  

Para esta adecuación se modificarán tres artículos del PGOU sobre cada uno de los SNU. "Hemos dado a conocer el documento a los grupos y nos hemos marcado un tiempo para trabajarlo trabajarlo", indica la concejala. Además, será necesario consultar al Inaga, ya que, seguramente, hará falta una tramitación de impacto ambiental simplificada. 

La responsable del área de Urbanismo deja claro que "en ningún caso estamos en contra de la producción de energías renovables". "Es una alternativa perfectamente viable para mucha gente, pero lo que hacemos es ordenarla dentro del municipio, como la ubicación de las industrias de residuos o de las granjas", apostilla.  Rodrigo insiste en que no se trata de una regulación excepcional y en que "en ningún caso supone cerrar la puerta a posibles proyectos". 

 

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión