Huesca
Suscríbete por 1€

Lierta denuncia que está sin agua potable y con una macrogranja de cerdos a la vista

Los vecinos cuestionan la autorización urbanística que el Ayuntamiento de La Sotonera ha dado a esta explotación y temen el consumo de agua de una fuente ya escasa, el vertido de purines y el paso de camiones.

Aviso de agua no potable que hace años lucía en una fuente de Lierta.
Aviso de agua no potable que hace años lucía en una fuente de Lierta.
Javier Blasco/HERALDO

Los vecinos de Lierta, localidad que pertenece al municipio de La Sotonera han denunciado que el Ayuntamiento ha dado licencia para la instalación de una macrogranja de porcino que se ubicará cerca del punto donde se capta "la parte potable" del agua que llega a la población. Precisamente, el 14 de junio los responsables municipales recomendaron evitar la utilización del agua para el riego de huertos, jardines o llenado de piscinas porque los análisis realizados por la Comarca Hoya de Huesca reflejaban que la concentración de nitratos era de 70 miligramos por litro, superando en 20 el límite establecido (50). 

La asociación' Liertagua potable' ha emitido un comunicado explicando que "desde 2018 en nuestra localidad el agua no es potable". Según los vecinos, el manantial del que tradicionalmente  se abastecían de agua de boca "muestra unos niveles de contaminación por nitratos incompatibles con su consumo humano". Asimismo, explican desde el Ayuntamiento se plantearon obras provisionales para paliar la situación captando agua directamente del cauce del río Venia, aguas arriba del pueblo.

Dada la posibilidad de que ese cauce se secara, o redujera mucho su caudal durante el estío "se mezclaron aguas de ambas procedencias con la intención de rebajar la concentración de nitratos". La asociación indica que este esta medida les generó dudas porque, al mezclar las aguas, "el control de la concentración de nitratos resulta difícil e imprevisible, lo que, en consecuencia, no garantiza la potabilidad de nuestro agua de boca". Debido a ello, realizaron análisis privados que dieron unos niveles de nitratos muy por encima de los permitidos. Desde el Ayuntamiento de La Sotonera han declinado hablar de este problema porque "ya está solucionado".  

No obstante, manifiestan que "nuestras preocupaciones no acaban aquí". Según relatan, en mayo se enteraron de que una empresa dedicada a la ganadería intensiva de porcino había comprado una parcela situada aguas arriba de la localidad "y justo sobre el lugar en el que, a día de hoy, captamos la parte potable de nuestro agua". Esta se sumará a otras granjas similares instaladas recientemente en la zona.

Purines y camiones

Los vecinos explican que la empresa ya ha pedido una licencia de actividad al  Ayuntamiento y este, "incomprensiblemente, ha emitido un informe urbanístico favorable". Desde la asociación alertan de la cantidad de agua que una explotación de este tipo consume y también, de la cantidad de purines que genera "cuyo vertido acarrearía una contaminación aún mayor de nuestra agua". 

Al problema del agua, en cuanto a su calidad y cantidad, añaden el del acceso a la futura macrogranja, ya que "existe la posibilidad de que el tráfico pesado originado para el abastecimiento de pienso, transporte de animales… pase por el casco urbano de nuestra localidad; junto a la puerta de nuestras casas y delante del parque infantil en el que juegan nuestros hijos, con los graves riesgos que esto entraña", apostillan los vecinos. 

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión