Huesca
Suscríbete por 1€

sucesos

Condenados a prisión por una paliza a las puertas de una discoteca de Benasque

Los testigos solo pudieron identificar a dos agresores, pero otros "cuatro o cinco" jóvenes asestaron patadas y puñetazos a la víctima, que tardó en recuperarse tres meses. 

Imagen de archivo de los juzgados de Huesca, donde se celebró el juicio.
Imagen de archivo de los juzgados de Huesca, donde se celebró el juicio.
Rafael Gobantes

El Juzgado de lo Penal número 1 de Huesca acaba de condenar a sendas penas de dos años y un día de prisión a dos jóvenes por la paliza que propinaron a otro a las puertas de una discoteca de Benasque. La sentencia deja claro que los acusados, Fernando A . B., de 22 años, y Aitor José A. S., de 27, no fueron los únicos agresores. De hecho, el juez habla de otros “cuatro o cinco” varones implicados. Sin embargo, la Guardia Civil solo consiguió identificar a los dos primeros, que fueron los que finalmente acabaron en el banquillo. Y aunque no se logró poner nombre a sus compinches, al quedar probado que agredieron en grupo a una única persona, se les aplica además la agravante de abuso de superioridad.

Los hechos se remontan a la madrugada del 9 de diciembre de 2017. La víctima y los agresores se encontraban con sus respectivos amigos en la discoteca Petronilla, ubicada en el número 15 de la calle Los Huertos de Benasque. Nadie pudo aclarar en el juicio cuál fue el verdadero detonante de la agresión, pero lo cierto es que, sobre las 5.00, cuando M. A. L. abandonaba el local, Fernando A. B. le propinó un fuerte puñetazo en el rostro. Según el relato de hechos probados, acto seguido, Aitor José A. S. y los demás comenzaron también a darle golpes y patadas por todo el cuerpo, hasta hacerle caer al suelo al joven, donde siguieron agrediéndolo.

La víctima consiguió volver a ponerse en pie, pero Fernando A. B. le soltó otra patada y lo tiró contra la pared. Por segunda vez, M. A. L. logró reincorporarse, momento que su agresor aprovechó para seguir dándole puñetazos. El joven acabó en el centro de salud de Benasque, pero, dada la entidad de las lesiones, los médicos decidieron derivarlo al Hospital de Barbastro. Según el informe forense, la víctima tardó 137 días en recuperarse de la paliza, 107 de los cuales fueron impeditivos. Le han quedado además como secuelas varias cicatrices en la cabeza y las extremidades.

Intentaron culpar a la víctima

Durante la vista, tanto los acusados como algunos de sus amigos trataron de señalar al lesionado como la persona que inició el altercado. Según estos, habría sido M. A. L. quien intentó “agredir o enfrentarse” a Fernando A. B. a la salida del bar. En cuanto a las lesiones que sufrió el primero, aseguraron que “resbaló” y se cayó “de forma fortuita”. Pero el juez considera que esta versión “no es verosímil”, ya que fueron los propios amigos de la víctima quienes fueron a buscar a la Guardia Civil, mientras que los ahora condenados intentaron huir al ver llegar a los agentes.

La Fiscalía y la acusación particular, a cargo del letrado Juan Monclús Ruiz-Galbe, pedían tres años de prisión para cada uno de los acusados, ya que no dudaban de su intención de causar daño aprovechándose de su superioridad numérica. En cualquier caso, el juez ha optado finalmente por la pena de dos años y un día, que de no prosperar sus recursos, les obligaría a entrar en la cárcel.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión