Despliega el menú
Huesca

Afluencia y buen tiempo en la reinventada Feria de la Primavera de Biescas

La XI edición de esta cita se celebra al aire libre, por las calles de toda la localidad.

Flores, plantas, productos artesanos, miel… estas son sólo algunas de las cosas que se pueden adquirir en la Feria de la Primavera de Biescas, que llega a su XI edición, con un cambio de estructura obligada debido a la situación sanitaria. En esta ocasión los expositores participantes se han distribuido a lo largo de la localidad pelaire, para evitar aglomeraciones en una sola ubicación. No obstante, esta nueva fórmula funciona, ya que este sábado ha sido mucha la gente que se ha acercado a Biescas para “no perder la costumbre” y comprar las plantas que posteriormente colocarán en sus jardines, terrazas o balcones. Además, el buen tiempo ha acompañado. Por todo ello, la localidad recupera esta cita marcada en el calendario ferial de Aragón y un año más, recupera el color y la alegría en sus calles.

Rosa Sánchez, una zaragozana con vivienda en el valle de Tena, no se ha querido perder este año el regreso de la Feria de la Primavera después de un año sin celebrarse debido a la pandemia. "Este año es más tarde que de costumbre, ya que se suele hacer en mayo, pero hemos querido venir igualmente, porque es aquí donde solemos comprar las flores para decorar el balcón", subraya. Respecto al cambio de estructura de la feria, "me gusta, porque así también es una forma de pasear por las calles de Biescas".

Juani Rueda, de Huesca, tampoco ha querido faltar a esta nueva edición. “Hemos venido a pasar el día por la zona y aprovechamos para ver los stands, y siempre se compra algo”, asegura. Es una feria “a la que solemos venir siempre que podemos”. A los visitantes y turistas, se suman vecinos de la localidad pelaire, de la comarca Alto Gállego o de la vecina Jacetania.

En esta XI edición participan 34 expositores relacionados con la horticultura, las flores y los productos artesanos. Y un año más, la miel no falta. En este certamen es uno de los productos estrella, y uno de sus actos principales era la cata de miel, que este año no se puede realizar, por lo que se aplaza al siguiente. Las principales novedades son el cambio de fechas y la ubicación de los expositores al aire libre. Y por primera vez se realizan rutas botánicas gratuitas por el parque de Arratiecho. Se mantiene la ruta de las tapas elaboradas con miel, en la que participan 15 establecimientos locales, y los concursos de escaparates y parterres.

Etiquetas
Comentarios