Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Aragón ha inmunizado ya a unos 7.500 temporeros con la vacuna de Janssen

Sanidad administró el viernes 400 dosis en dos grandes almacenes y el pabellón deportivo de Zaidín. 

Vacunación de temporeros el viernes por la tarde en el pabellón polideportivo de Zaidín.
Vacunación de temporeros el viernes por la tarde en el pabellón polideportivo de Zaidín.
Patricia Puértolas

La campaña de vacunación de los temporeros avanza a buen ritmo. A estas alturas, y cuando todavía se está lejos de alcanzar el punto álgido de la recolección de la fruta, ya han sido inmunizados alrededor de 7.500 trabajadores. Todos ellos con la monodosis de Janssen. La previsión de la DGA es alcanzar los 10.000 y además hacerlo antes de que concluya este mes de junio.

El objetivo es evitar la repetición de lo vivido el pasado verano cuando varios brotes entre trabajadores del campo elevaron los contagios, obligando a dar marcha atrás en la recién estrenada normalidad y precipitando la llegada de una segunda ola en la Comunidad.

Los primeros casos fueron detectados en el municipio de Zaidín, donde este viernes se vacunaron casi 400 trabajadores, la mitad en dos grandes almacenes y el resto en el centro habilitado en el pabellón. Allí pudo verse que la colaboración de productores y almacenistas resulta fundamental para la organización de la vacunación, que pivota sobre los centros de salud de cada uno de los territorios implicados: Campo de Cariñena, Bajo Aragón-Caspe, Bajo Cinca, Cinca Medio, Valdejalón y Calatayud.

Cola para vacunarse en el exterior del pabellón de Zaidín.
Cola para vacunarse en el exterior del pabellón de Zaidín.
Patricia Puértolas

Agrupados por cuadrillas y acompañados por sus empleadores, los grupos de temporeros fueron llegando al pabellón de Zaidín. Drissac Coulibaly, natural de Malí, estuvo entre los primeros en ser inmunizado. Aunque reconoció que tuvo sus recelos, "es lo mejor para mí y para el grupo", señaló. También admitió que el último empujón se lo dio saber que el certificado de vacunación le facilitará poder viajar a su país al finalizar la campaña. Y, precisamente, la recompensa de ganar en movilidad, junto a la labor de concienciación realizada por sanitarios y productores, ha sido clave para lograr una buena respuesta entre los trabajadores de origen extranjero.

Más de 1.200 en el área de salud de Fraga

De hecho, según indicó la coordinadora de enfermería del centro de salud de Fraga, Pilar Albás, han logrado alcanzar el deseado 70% en buena parte de las empresas y centros de vacunación. En cifras, son más de 1.200 las personas ya en el área de salud de Fraga, donde deberán realizar una segunda ronda conforme lleguen nuevos trabajadores. "De cumplirse lo previsto, habremos conseguido alcanzar a un número importante antes de que comience el grueso de la campaña agrícola, lo que, unido al avance de la inmunización por grupos de edad, evitará la repetición de situaciones como las vividas el pasado año", indicó la sanitaria, que reconoció que el descenso en las contrataciones por las heladas también ha facilitado su labor. "De haber contado con el número habitual de temporeros, nos hubiera resultado muy difícil alcanzar la cifra actual", añadió.

Para los sanitarios, también ha sido un acierto incluir al conjunto de trabajadores del sector de la fruta, lo que ha permitido inmunizar a los propios productores así como a la población autóctona que de forma fija o temporal se emplea en las labores agrícolas. Dentro de este grupo, estaban ayer David García, natural de Zaidín, y Beatriz Rodellar, de Albalate de Cinca, que trabajan en dos almacenes de fruta. Con 39 y 27 años, ninguno ha entrado todavía en las campañas, pero sí por su profesión, lo que, tal y como señalaron, les parece "un acierto, ya que nos permite ganar en tranquilidad y crear nuestro propio grupo burbuja".

"La gente lo pasó mal y quiere evitar que la situación se repita"

El alcalde de Zaidín, Marco Ibarz, se mostró satisfecho con la decisión de la DGA de vacunar a los trabajadores del campo y además valoró de forma muy positiva la respuesta del sector. "La gente lo pasó mal y quiere evitar que la situación del pasado año se repita, lo que esperamos conseguir, gracias al avance de la vacunación y la reducción de las contrataciones", dijo.

También los productores de la zona calificaron de "acierto" la decisión de inmunizar a los trabajadores del sector, ya que "nos permite afrontar la campaña con más seguridad y tranquilidad", señaló David Pascual, natural de Zaidín, que, al igual que otros de los empresarios convocados, mostró su malestar con el hecho de que el pasado año la localidad fuera señalada como el epicentro de la segunda ola sufrida por Aragón. "Nos sentimos señalados", subrayó.

Patricia Puértolas

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión