Huesca
Suscríbete por 1€

Aramón tramita el primer telesilla de la nueva Cerler

Tendrá una longitud de 1.371 metros y una capacidad de transporte de 2.400 personas por hora. Es uno de los cuatro previstos en el futuro dominio esquiable que amplirá las pistas de Benasque hacia el valle de Castanesa.  

El monte de Castanesa, hacia donde se realizará la ampliación, es en verano una zona de pasto de ganado.
El monte de Castanesa, en parte del cual se realizará la ampliación, es en verano una zona de pasto de ganado.
Rafael Gobantes

El grupo Aramón ha iniciado la tramitación del primer telesilla del nuevo dominio esquiable de Cerler, que ampliará los 77 kilómetros de pistas actuales a más de 100. Si el lunes se oficializó la autorización del Gobierno de Aragón para la expropiación urgente del 28% del suelo, cuyos titulares no han llegado a un acuerdo de ocupación, el martes se puso en marcha la maquinaria administrativa para la concesión de la instalación de transporte por cable del primer remonte que permitirá aumentar las pistas hacia el valle de Castanesa, solicitada por la mercantil Fomento y Desarrollo del Valle de Benasque, perteneciente al grupo de la nieve de capital público-privado.

El proyecto, sometido a información pública durante 20 días, consiste en un telesilla desembragable de 6 plazas a instalar en el dominio de Castanesa, incluido en el proyecto de ampliación de Cerler, que cuenta con declaración de impacto ambiental desde 2010 y conllevará una inversión de 40 millones de euros. La instalación de transporte se prevé estrenar el próximo invierno. Tiene una alineación recta y discurre entre los 2.395 m de altitud en la estación superior y los 2.043, en la inferior. Arrancará desde el collado de Basibé, donde está la última pilona de Cerler. 

El trazado es de más de un kilómetro, concretamente 1.371 metros, con un desnivel de 352 metros y una pendiente media del 26,96%. Puede transportar 2.400 personas a la hora. Este telesilla es el primero de los cuatro previstos en el nuevo dominio esquiable, que contempla además la adecuación de un acceso rodado de 7 kilómetros desde el pueblo de Fonchanina hasta el frente de nieve y un aparcamiento con capacidad para 770 vehículos y 10 autobuses. 

La orden de expropiación publicada en el Boletín Oficial de Aragón ha vuelto a provocar opiniones a favor y en contra del proyecto. La Plataforma en Defensa de las Montañas ha criticado la expropiación forzosa y urgente, mientras todavía se está decidiendo en los tribunales si es legal o no. Propietarios contrarios a la ocupación presentaron un recurso contencioso-administrativo contra la orden de ocupación y, aunque los tribunales les dieran la razón, esto supone una política de hechos consumados, señala la organización ecologista. No entiende la urgencia de "un proyecto que la empresa llevaba sin ejecutar desde hace más de una década". La Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón ha mostrado su apoyo a los habitantes del valle contrarios al proyecto y ha anunciado que estudiará medidas legales y acciones de protesta social.

Una buena parte de los propietarios sí ha estado de acuerdo en la ocupación, como señala la Asociación Queremos Futuro para el Valle de Castanesa, con más de 150 socios de la zona, entre los que hay propietarios de la montaña de Castanesa. La entidad quiere que el proyecto sea una realidad "y este año podamos ver la primera silla". Valoran que las obras van a suponer una mejora para los ganaderos usuarios de la montaña, por el acceso rodado o los sistemas de telecomunicaciones, que permitirán tener cobertura de teléfono móvil. 

Según Xavier Pellicer, uno de los titulares del suelo y presidente de la asociación, “todos hemos tenido la oportunidad de llegar a un acuerdo con Aramón, sin necesidad de pasar por la expropiación. Aquellos que hemos querido un acuerdo, ya lo hemos firmado. Son una minoría los que no han firmado”. 

Los suelos a ocupar en el monte de Castanesa pertenecen a 35 propietarios. Ha habido acuerdo con la gran mayoría, en concreto con los titulares del 90% de la superficie de servidumbre de uso, es decir, aquella que no requiere obras pero es utilizada para la práctica del esquí; y con los dueños del 74% de la superficie con ocupación definitiva (allí donde van elementos fijos como la salida del telesilla). El resto será de expropiación forzosa. El recurso contencioso-administrativo lo han planteado media docena de propietarios.

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión