Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La ampliación de Cerler se estrenará este año tras autorizar la expropiación urgente del suelo

El Gobierno de Aragón justifica la medida para evitar la paralización de las obras y con la finalidad de recuperar la economía de los valles del Pirineo.  

Las máquinas han reanudado los trabajos iniciados en 2019.
Imagen de archivo de los primeros trabajos realizados en parcelas cuyos propietarios ya dieron su autorización.
CHA

El Gobierno de Aragón ha declarado de urgencia la expropiación del monte de Castanesa, afectado por la ampliación de la estación de esquí de Cerler, una medida que evitará la paralización de las obras iniciadas en 2019 y permitirá el estreno del primero de los nuevos remontes para la próxima temporada. Uno de los argumentos utilizados para respaldar la orden es la difícil situación económica de los valles pirenaicos por el parón del sector de la nieve este año a consecuencia de la pandemia. 

El Boletín Oficial de Aragón publica este lunes el acuerdo del Gobierno de Aragón que declara la urgente ocupación de los bienes y derechos de 35 propietarios del monte de Castanesa, promovida por la mercantil Fomento y Desarrollo del Valle de Benasque, perteneciente al grupo Aramón. Existen acuerdos con los dueños del 71.80% de la superficie a ocupar (el 94% de la necesaria como servidumbre), pero el resto será de expropiación forzosa. Media docena de propietarios contrarios a la medida han presentado un recurso contencioso-administrativo.

Las obras se iniciaron en octubre del 2019 en terrenos cuyos titulares habían aceptado la ocupación y continuaron hasta noviembre de ese año. Se reanudaron en junio de 2020 cuando se levantó el estado de alarma. Para seguir adelante se necesitaba la expropiación urgente de todo el suelo, teniendo en cuenta además que al estar situado entre 1.700 y 2.000 metros de altitud, solo se puede trabajar unos meses al año, entre mayo y noviembre. 

El proyecto consiste en la extensión de la estación de Cerler hacia el monte de Castanesa con la construcción de cuatro remontes en distintas fases para pasar de un dominio de 77 km a otro de 100. En el nuevo frente de nieve habrá dos aparcamientos con una capacidad de 770 vehículos y 10 autobuses y se llegará a él mediante un acceso rodado de 7 kilómetros desde el pueblo de Fonchanina, el último del valle, por donde actualmente hay una pista ganadera. El primer remonte que se pondrá en marcha esta temporada arrancará desde el collado de Basibé, a 2.380 metros de altitud, donde está la última pilona de Cerler. La estrategia de Aramón pasa por acercar Cerler a nuevos potenciales clientes de Cataluña, el País Valenciano y Francia, ofreciendo una alternativa al actual acceso por el congosto del Ventamillo.

El asunto está en judicializado por la presentación del citado recurso contencioso-administrativo contra la orden del consejero de Vertebración del Territorio que declaró la necesidad de ocupación de los bienes y derechos. Además, en el periodo de información pública se desestimaron las alegaciones presentadas por Ecologistas en Acción y un particular.

El Gobierno de Aragón ha aceptado los argumentos dados por la empresa para justificar la urgencia, ya que se deben ejecutar las obras durante este verano para permitir que las nuevas instalaciones de esquí estén en funcionamiento la próxima temporada de invierno. De esta forma, señala, "se contribuirá a paliar el notorio déficit socioeconómico del entorno en apoyo del valle de Castanesa, especialmente afectado por la crisis sanitaria y la paralización del sector la nieve durante dos años consecutivos". 

En este sentido, precisa, el cierre anticipado de las estaciones de esquí en la temporada 2019/2020, que se mantuvo la campaña 2020/2021 por los confinamientos provinciales, ha elevado "de forma alarmante" el desempleo en los valles del Pirineo aragonés, que viven fundamentalmente de la nieve. El paro entre los meses de enero 2020 y marzo 2021 se ha incrementado en la zona en un 55,28%, y en un 60% en el sector servicios.

Las obras generarán 60 puestos de trabajo directos, entre empleos propios de empresa de la nieve y los de las contratas, además de los indirectos. La puesta en marcha del nuevo telesilla requerida de ocho trabajadores. 

Otro de los argumentos se refiere a la importancia estratégica del sector de la nieve en la economía aragonesa y a que es un negocio altamente competitivo "que requiere de inversiones importantes que hagan atractiva la estación frente a sus competidores directos", sobre todo pensando en que a diferencia de sus director rivales, Sierra Nevada o Baqueira, Cerler estuvo cerrada este invierno.

Todo ello exige iniciar "lo antes posible" las obras, dado que deben ejecutarse de mayo a noviembre y además son incompatibles con la época de explotación comercial de la estación. De no autorizarse la expropiación urgente, señala la DGA, "las obras quedarán paralizadas hasta que se fije definitivamente el justiprecio, lo que podía retrasar el pleno funcionamiento de la ampliación de esquí, varios meses e incluso años, impidiendo el progreso económico y mejora laboral de los habitantes de los valles afectados".    

   

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión