Huesca
Suscríbete

Una excavadora se topa con una necrópolis medieval en las obras de una carretera en el Pirineo

El hallazgo se produjo en el acceso a Espés (Ribagorza) y hasta el momento se han descubierto cinco esqueletos. 

El primer cuerpo se descubrió en esta oquedad del terreno cuando las máquinas estaban excavando.
La primera sepultura se descubrió en este talud cuando las máquinas estaban excavando. La zona se mantiene acordonada.
Heraldo

Las obras de mejora de la carretera de Espés, en la comarca de la Ribagorza, han sacado a la luz los restos de una necrópolis medieval. Una excavadora desenterró la semana pasada unos restos humanos y la investigación arqueológica posterior ha descubierto más cuerpos. La ampliación de esta vía de alta montaña, que discurre en su totalidad por encima de los 1.000 metros de altitud, beneficiará a 11 localidades que no superan los 280 vecinos. El hallazgo no supondrá la paralización los trabajos, ya que los técnicos de la Diputación Provincial de Huesca, promotora del proyecto, y de la Dirección General de Patrimonio han acordado desviar unos metros el trazado. La institución provincial contratará ahora a un arqueólogo para realizar nuevas prospecciones. 

Las excavadoras que trabajan en la mejora del acceso a Espés (Ribagorza) desenterraron un esqueleto y la investigación posterior de los arqueólogos descubrió más cuerpos. La mejora continuará desviando el trazada.

Las obras empezaron en el verano de 2019, pero el pasado invierno no permitió avanzar debido a las adversas condiciones meteorológicas. Al retomarse en marzo, la Diputación pidió a la empresa intensificar los trabajos metiendo toda la maquinaria posible, ya que urgía encontrar una alternativa a los cierres periódicos de la N-260, también en obras, que complican el acceso al valle de Benasque. La semana pasada, el operador de una excavadora pesada que hacía un desmonte entre los puntos kilométricos 4,600 y 4,700, cerca del pueblo de Espés, observó unos elementos extraños en la tierra. Paró la máquina y comprobó que había cortado una tumba cubierta con una losa de piedra, en cuyo interior aparecieron huesos.      

Inmediatamente, los técnicos de la Diputación lo pusieron en conocimiento de la Guardia Civil de Benasque, y a su vez los agentes lo trasladaron a la Policía Judicial, que se personó y retiró los huesos de la tumba. Tras contactar con la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón, un arqueólogo se desplazó a la zona el lunes. 

Habrá que esperar al informe de Patrimonio para determinar el proceso a seguir, pero de momento, según ha informado la Dirección General, el técnico dio fe de que se trata "de una necrópolis medieval, muy característica porque tenía losas encima". En total,  contabilizó cinco cadáveres. Las mismas fuentes incidieron en que la obra no se paralizará, ya que los restos están localizados "en una zona que no impide su continuidad".

Los restos aparecieron en el talud situado en esta curva.
Los restos aparecieron en la zona que aparece acordonada.
Heraldo

La Diputación ha planteado a Patrimonio la posibilidad de separar el trazado de la carretera 2 o 3 metros para poder seguir, y ahora habrá que obtener autorización del propietario de cara a ampliar la superficie expropiada, indicaron desde la institución provincial. El arqueólogo les informó de la existencia de más tumbas, ya que hay restos óseos en el talud.

El diputado responsable de Obras ha indicado que ahora se contratará a un especialista para la realización de un informe completo. "En todo caso las obras continuarán porque los técnicos de la Diputación han acordado con Patrimonio desviar el trazado", ha confirmado Joaquín Monesma. En el talud del otro lado no se apreció ningún resto, por lo que se puede desplazar la carretera. 

La de Espés es una carretera de montaña, contestada por los ecologistas, donde la Diputación de Huesca está realizando una mejora para comunicar la A-1605 y la localidad ribagorzana de Laspaúles. La actuación, a lo largo de 5,7 kilómetros, no solo permite adecuar el acceso a la pequeña localidad de Espés sino que se convierte en una alternativa a la N-260 como salida del valle. Beneficia especialmente a once poblaciones que en total no superan los 280 vecinos: Laspaúles, Neril, Suils, Villarrué, Abella, Espés y Espés Alto, en el término municipal de Laspaúles, y Piedrafita, San Feliu de Veri, Buyelgas y La Muria, en el de Bisaurri

También serviría como variante a la N-260 en este tramo que obliga a atravesar los puertos de Fadas y L'Espina y no siempre cuenta con las mejores condiciones de seguridad invernal. Y de forma temporal serviría como alternativa ante los sucesivos cierres del tramo Campo-Seira de la nacional, actualmente en obras. Por eso se quería haber acabado antes del invierno. Joaquín Monesma ha insistido en que se quiere finalizar cuando antes porque ahorraría media hora en el viaje a Benasque cuando el tramo Campo-Seira esté cerrado mientras dure la reforma de la N-260.   

La previsión es abrirla en mayo, "si el tiempo lo permite", pensando sobre todo en que de cara al verano haya una alternativa para llegar al valle de Benasque, pues "se ahorra media hora respecto al rodeo que hay que hacer ahora".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión