Huesca
Suscríbete

Medio Ambiente

Un cinturón verde de 50 km y peatonal unirá las albercas del entorno de Huesca

El Ayuntamiento de la capital oscense y la Diputación Provincial impulsan y financian un proyecto que tendrá un coste de 500.000 euros y se acometerá en dos fases, vinculando el ocio con la formación medioambiental. 

El sendero hasta las Fuentes de Marcelo está siempre concurrido.
El sendero hasta las Fuentes de Marcelo está siempre concurrido.
Pablo Segura

Las Fuentes de Marcelo, las albercas de Cortés y Loreto y el embalse de Valdabra son destinos habituales de los vecinos de Huesca que salen a caminar, especialmente los fines de semana. Se trata de parajes situados fuera del casco urbano que tienen en común la presencia de fauna y flora propia de los humedales. Un proyecto impulsado y financiado por el Ayuntamiento y la Diputación Provincial unirá estos enclaves mediante un cinturón verde de 50 kilómetros. Se mantendrán, mejorados, los accesos radiales a cada uno de ellos. 

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha señalado que los paseos por los alrededores de la ciudad "son una seña de identidad" de los oscenses. Esta práctica se ha visto incrementada con la pandemia, especialmente durante los meses de confinamiento provincial. Según ha dicho, el proyecto tiene como objetivo acondicionar, asegurar, señalizar y explicar estos recorridos, situados en un radio de entre 12,9 y 2,8 kilómetros desde el casco urbano y de carácter peatonal, aunque también son frecuentados por los ciclistas. 

Felipe ha explicado que mediante este proyecto medioambiental, que recoge aspectos tan variados como la puesta en valor de un recorrido para pasearl o la colocación de paneles informativos; se podrán apreciar los valores medioambientales pero también históricos de los humedales más próximos a la ciudad de Huesca. Además, se creará un espacio abierto de aprendizaje y conocimiento también para los más pequeños". Por ejemplo, se darán a conocer detalles como que la alberca de Loreto ya fue documentada en el S.XIII o que forma parte del reticulado sistema de riego de la ciudad que se desarrolló entre los S.XVI y S.XVII.

El presidente de la Diputación de Huesca, Miguel Gracia,  ha indicado que el proyecto tiene un presupuesto de 500.000 euros. De estos, la institución provincial aportará 250.000, que será el coste de la intervención en la primera fase. Se prevé que la mejora de estos senderos comience en verano de 2021.  El resto de la inversión corresponderá al Ayuntamiento, que en 2022 completará la actuación. El alcalde de ha recordado que el Plan de Asfaltado que se iniciará en unas semanas acometerá, además, el acondicionamiento del camino de la Cruces, que conduce hasta la ermita de Salas y es otro de los itinerarios de paseo utilizado por los oscenses. 

Gracia ha destacado las consecuencias negativas de la pandemia en la actividad económica de la provincia de Huesca, basada en las actividades que se realizan al aire libre. El proyecto para unir los humedales del entorno de la capital oscense se enclava  en una estrategia de recuperación mediante actuaciones de desarrollo sostenible, que en este caso adecuarán las conexiones históricas entre las albercas que rodean la ciudad.  

    

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión