Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Hallan indicios de la explotación de sal en Peralta desde hace más de 4.500 años

Una investigación de varios arqueólogos e historiadores ha constatado que este Salinar sería uno de los más antiguos de la península ya que comenzó a trabajarse en la Edad de Bronce.

Los arqueólogos, durante la localización de vestigios de la Edad del Bronce junto a las salinas de Peralta de la Sal.
Los arqueólogos, durante la localización de vestigios de la Edad del Bronce junto a las salinas de Peralta de la Sal.
Asociación de Amigos del Parque Geológico y Minero de La Litera y La Ribagorza

Las salinas de Peralta de la Sal comenzaron a explotarse hace 4.500 años. Así lo ha contestado la investigación arqueológica llevada a cabo entre el 22 y el 26 de marzo por la Asociación de Amigos del Parque Geológico y Minero de La Litera y La Ribagorza junto con el Ayuntamiento de Peralta de Calasanz.

El equipo formado por los arqueólogos e historiadores Mariano Ayarzagüena Sanz, Santiago Valiente Cánovas, Jesús Fernando López Cidad y Magdalena Barril Vicente, miembros de la Sociedad Española de Historia de la Arqueología y de la Sociedad Española para la Defensa del Patrimonio Geológico y Minero, han hallado vestigios de que 2.500 años antes de Cristo, en la Edad del Bronce, ya se producía sal usando el fuego para acelerar la evaporación del agua salina.

En los años 80, Joan Rovira Marsal, presidente del Centro de Estudios Literanos (CELLIT), descubrió dicho yacimiento, que fue registrado en el Museo Provincial de Huesca y por Javier Rey Javier Lanaspa, actual facultativo superior de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón. 

Los investigadores aseguran que uno de los hallazgos más importantes de la prospección ha sido el descubrimiento de que en las zonas de trabajo hubo “cocederos” con fuegos para precipitar la sal que se cristalizaba mediante la evaporación forzada. Consistía en hacer un hoyo de unos 90 cm de diámetro y unos 20 cm de fondo donde se hacía una hoguera para calentar unos recipientes en forma de vaso de una base de unos 8-10 cm y una altura aproximada de entre 20 y 25 cm sin ninguna decoración.

En estos recipientes, se iba precipitando la sal hasta casi se llenarse de un molde compacto de sal. Una vez evaporada toda el agua se sacaba del fuego y se rompía el vaso para extraer el “pan de sal” o la “briqueta” (termino que proviene del francés 'brique', que significa ladrillo). De ahí la gran cantidad de trozos de cerámica alrededor del cocedero. Dichos vasos eran de un solo uso y fueron elaborados con pastas groseras y acabado poco cuidado. En la Edad del Bronce Medio y Final, la técnica se mejoraría y pasarían a hacer hornos para el briquetaje, "lo que nos confirma que el yacimiento sería del Bronce Antiguo", resaltan.

Hacen hincapié en que este descubrimiento es significativo pues hasta el momento había una hipótesis de explotación en la protohistoria, pero ninguna evidencia. De hecho, en muchos mapas aparece el Salinar de Peralta como 'Salinas romanas de Peralta de la Sal',  cuando no hay ninguna evidencia de que hubiesen sido explotadas en época romana.

La prospección también ha permitido descubrir eras de evaporación en dos lugares distintos, fuera del actual Salinar. Unas podrían ser romanas y las otras más recientes, medievales. Para determinar su época, haría falta hacer actuaciones de excavación en ambos casos. "De confirmarse estas hipótesis, estaríamos ante un yacimiento minero de la explotación de la sal, que además de ser el más antiguo de Aragón y uno de los más antiguos de España, sería un yacimiento en que dicha explotación se desarrolló casi ininterrumpidamente durante cuatro siglos y medio, hasta el año 2000 en que cesó la actividad minera", explican. 

De izquierda a derecha, los arqueólogos Magdalena Barril, Santiago Valiente, Fernando López y Mariano Ayarzagüena en el salinar de Peralta de la Sal.
De izquierda a derecha, los arqueólogos Magdalena Barril, Santiago Valiente, Fernando López y Mariano Ayarzagüena en el salinar de Peralta de la Sal.
Asociación de Amigos del Parque Geológico y Minero de La Litera y La Ribagorza

La asociación está trabajando para que dicho patrimonio se revalorice y se dé a conocer. El Ayuntamiento de Peralta de Calasanz está ultimando las gestiones necesarias para la cesión de dicho paraje y así poder acometer las actuaciones de urgencia que necesita para su conservación. Una vez finalizadas las labores de campo, los hallazgos serán depositados en el Museo Provincial de Huesca en las próximas semanas y el equipo está predispuesto a continuar trabajando e investigando sobre este proyecto.

"Verdaderamente estamos ante un patrimonio geológico y minero muy especial y uno de los baluartes del futuro Parque Geológico y Minero de La Litera y La Ribagorza, proyecto que, si mejora este verano la situación de la pandemia, debiéramos hacer realidad y constituir el organismo oportuno", adelantan.

La Asociación de Amigos del Parque Geológico y Minero de La Litera y La Ribagorza agradece la colaboración de todas las personas que han hecho posible este descubrimiento y la venida del equipo de arqueólogos. Agradecimiento que extienden al pueblo de Peralta de la Sal y en particular a los Escolapios y su rector Juan Antonio Frías; al CELLIT y particularmente a su presidente Joan Rovira Marsal; y a la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón; al Ayuntamiento de Peralta de Calasanz y su alcalde, Luis Pedro Boteller; y a los actuales propietarios del Salinar de Peralta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión