Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Patrimonio 

Reproducen un capitel romano de Huesca para conmemorar los 50 años del Casco Antiguo como conjunto histórico-artístico

La Asociación de Vecinos Osce Biella quiere difundir la antigüedad e importancia de los asentamientos históricos de la ciudad a través de esta pieza, que recrea la hallada en unas obras de la calle Canellas en 2013.

El capitel romano hallado en el Casco Antiguo de Huesca (i) y su reproducción.
El capitel romano hallado en el Casco Antiguo de Huesca (i) y su reproducción.
Heraldo.es

La Asociación de Vecinos Osce Biella del Casco Antiguo de Huesca ha concluido el proyecto de reproducción de una pieza de época romana hallada hace unos años durante una obras en la calle Desengaño, en confluencia con Peligros y Canellas, cerca de donde están los vestigios del teatro romano. Se trata de un capitel monumental del siglo I, con el que se quiere difundir la antigüedad e importancia de los asentamientos históricos de la ciudad, a través de una lectura in situ. El proyecto, en el cual la asociación ha invertido muchos esfuerzos, se completará con un pedestal y una placa informativa para poder exponer la pieza reproducida en el lugar del hallazgo. 

El Ayuntamiento de Huesca se ha comprometido con este proyecto cultural y va a aportar dicho pedestal y la placa, fase pendiente de realización. Con esta intervención, Osce Biella quiere destacar el valor patrimonial del Casco y colaborar con la difusión y acercamiento de la historia a la ciudad, al tiempo que incrementar los elementos de interés en el barrio. 

La asociación inicia de este modo los actos conmemorativos de los 50 años de la declaración de Conjunto Histórico Artístico del centro histórico de la ciudad. La pieza se expondrá provisionalmente en el local de la asociación, a la espera de su ubicación definitiva. El capitel original está expuesto en el Museo de Huesca.

La pieza se descubrió en septiembre de 2013, durante los trabajos de reurbanización para crear una plaza en el cruce de las tres calles.  Fue el primero de sus características, y hasta ahora el único,  que se encontró en la ciudad y está datado al principios del siglo I. La pieza, por su tamaño (70X60 centímetros y unos 400 kilos) y por su decoración (de estilo corintio), habría estado en un edificio público de cierta entidad, según la arqueóloga Julia Justes, encargada de los trabajos. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión