Huesca
Suscríbete por 1€

Clamor de los alcaldes de la línea Zaragoza-Lérida: "No queremos que sustituyan los trenes por autobuses"

El Gobierno de Aragón no da marcha atrás y les pide apoyo para reivindicar ante el Ministerio que se haga cargo del servicio de las 6.10 porque, de lo contrario, el 1 de abril dejará de funcionar. 

Reunión en Huesca este jueves entre el consejero Soro y los alcaldes de la línea Zaragoza-Monzón-Lérida.
Reunión en Huesca este jueves entre el consejero Soro y los alcaldes de la línea Zaragoza-Monzón-Lérida.
Pablo Segura

Los alcaldes de la línea ferroviaria Zaragoza-Monzón-Lérida, donde el 1 de abril se suprimirán algunos servicios al dejar de subvencionarlos la Comunidad Autónoma, han reclamado con una sola voz al Gobierno de Aragón la continuidad de los trenes en tanto en cuento no negocie con el Gobierno de España quién paga a Renfe por mantenerlos. Los representantes de cinco ayuntamientos (Tardienta, Grañén, Sariñena, Binéfar y Monzón) y tres comarcas (Monegros, Cinca Medio y Litera) no están dispuestos a perder  más servicios. 

Este jueves se han reunido con el consejero de Vertebración Territorial, José Luis Soro, quien ha reiterado su intención de dejar de subvencionar algunos viajes del recorrido porque le corresponde a la administración central. De esta forma, si no hay un acuerdo en las dos próximas semanas, el 1 de abril los usuarios del convoy que parte de Zaragoza a las 6.10 en dirección a Lérida se quedarán en el andén. Este es el servicio más importante, pero no el único afectado. Ocurrirá lo mismo con el trayecto inverso que sale de Lérida a las 15.15 y el que va a la capital aragonesa los sábados a las 20.12.

 

"El servicio que se pierde ya no vuelve. Lo que no podemos hacer es un discurso en aras del medio rural y la sostenibilidad y actuar de forma contraria", ha señalado el presidente de Monegros, Armando Sanjuan. "No se pueden dejar de financiar estos trenes, porque el que lo está pagando es el usuario", ha manifestado por su parte  la alcaldesa de Tardienta, Miriam Ponsa, aunque han tendido la mano a Soro "para ir juntos a Madrid a negociar". "Aunque Renfe nos diga que no hay usuarios, yo tengo muchos vecinos que van a trabajar con este tren, hay estudiantes que lo necesitan todos los días, y de hoy para mañana nos quedamos sin él, cuando la comunicación que tenemos en nuestros pueblos es ferroviaria", ha precisado. 

En opinión de los representantes municipales, el autobús no es la solución, en alusión a la propuesta de sustituir el tren por un transporte por carretera. "Luchamos por mantener nuestras estaciones abiertas. Si ahora nos ponen autobuses, ¿qué vamos a hacer con las estaciones? ¿las vamos a cerrar?", en palabras de Ponsa. 

En el mismo sentido se ha pronunciado el alcalde de Monzón, Isaac Claver, partidario de que se mantengan las frecuencias: "Le hemos trasladado al consejero que no queremos que se sustituyan trenes por autobuses. El tren debe mantenerse. El Gobierno de Aragón debe asumir el coste entretanto, aunque le hemos tendido la mano para negociar con el Gobierno de España y llevar a Madrid una voz fuerte y unida". 

Entre Zaragoza y Lérida circulan cuatro trenes. Como la línea está considerada Obligación de Servicio Público, el Ministerio paga tres a Renfe y Aragón financia desde 2014 el de primera hora, a las 6.10, utilizado sobre todo por trabajadores, que desaparecerá el 1 de abril al negarse la Comunidad Autónoma a seguir subvencionándolo porque entiende que no es su competencia. "No les podemos sacar las castañas del fuego al Ministerio", ha dicho el consejero. 

Soro ha dejado claro a los alcaldes "que en este momento no estoy dispuesto a asumir el pago de esos servicios ferroviarios". No es una cuestión de voluntad política, asegura, sino que Intervención no le permite firmar el contrato. Y ha recordado que, en el ámbito de su competencia, ha solucionado parcialmente el problema al poner un autobús entre Zaragoza y Binéfar, más o menos con el mismo horario. "No es la solución óptima", ha reconocido, porque sale antes y el trayecto dura más, "pero no dejamos desamparados a quienes cogen el ferrocarril".  

Tras la reunión, el consejero se marca un plazo de dos semanas para intentar que el Ministerio asuma el pago. Los alcaldes, ha reconocido, le han trasladado que "les da igual quien pague, lo que quieren es tener el tren, y comparto que a los vecinos lo que tenemos es que darle soluciones". Han acordado ir juntos al Ministerio para seguir trasladando la reivindicación. Se espera mantener una reunión con la Dirección General de Transportes. Y Soro confía en que "lo que no he sido capaz de hacer solo durante seis años, a ver si lo conseguimos con la suma de alcaldes y presidentes comarcales". 

La reposición del tren de las 15.15, suspendido por la pandemia, tampoco es la solución, "porque las personas que necesitan viajar por motivos de trabajo entre Zaragoza, Monzón y Lérida no solucionamos nada".   

El Consejo de Ministros, desde 2012, considera la línea Zaragoza-Lérida como de Obligación de Servicio Público y por lo tanto subvenciona a Renfe para su mantenimiento, aunque deja en manos de las Comunidades Autónomas la posibilidad de "contratar y pagar" algún servicio más, como es el de las 6.10. 

La DGA subvenciona desde 2014 esta expedición, "a pesar de que es obligación del Ministerio, porque además se añade que excede los límites territoriales de Aragón", ha dicho el consejero, razón por la cual tomó la decisión de no renovar el contrato. Desde 2017 a 2019 fue imposible llegar a un acuerdo con este tren para que lo asumiera, sí con otros. El contrato de 2020 se topó con la Intervención General, que lo fiscaliza en contra. "Me encuentro en un callejón sin salida. Hemos seguido hablando con Renfe y con el Ministerio en 2019, 2020 y 2021 y ha sido imposible que asumieran el servicio. Ha llegado un punto de no retorno en el que decimos que hasta aquí hemos llegado y no vamos a seguir financiando el tren entre Zaragoza, Monzón y Lérida, que debe asumir el Ministerio", ha reconocido. 

Tras la reunión, el alcalde de Binéfar, Alfonso Adán, ha criticado la decisión. “Somos los municipios y comarcas afectados los que deberíamos haber sido consultados sobre esta acción, ya que eso es la verdadera vertebración territorial, de la que José Luis Soro es responsable, para la que los servicios de movilidad son muy importantes”, ha señalado. 

Alfonso Adán puntualiza que “el Gobierno de Aragón ya tiene en su presupuesto para 2021 una partida para este convenio con Adif, por lo que lo lógico sería seguir prestando este servicio y, mientras tanto, negociar y analizar con el Gobierno central y con Adif dónde y quién tiene que garantizar este servicio. Lo que no es lógico es quitarlo súbitamente, ya que esta acción provoca que las personas que utilizan este transporte para venir a trabajar a nuestras poblaciones se vean gravemente afectadas y no nos parece el procedimiento adecuado”. 

Alfonso Adán recuerda que desde hace años el consistorio lleva a cabo una política de reivindicación de mejora de los servicios ferroviarios. De hecho, en los últimos años se han mantenido contactos con los sindicatos de Lérida para intentar integrar esta zona en las cercanías de esta ciudad, “que sería muy favorable tanto para Binéfar como para Monzón con accesos a la alta velocidad, aunque tampoco ha habido ninguna intervención por parte del Gobierno de Aragón ni interés para poderlo desarrollar”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión