Huesca
Suscríbete por 1€

huesca

Huesca encadena dos semanas de caída de casos pese a levantar antes restricciones

Los profesionales sanitarios prevén un "lógico" aumento de contagios tras la Semana Santa por la mayor movilidad interprovincial, pero por ahora huyen del alarmismo.

Imagen de las terrazas de Jaca el primer fin de semana de desconfinamiento provincial.
Imagen de las terrazas de Jaca el primer fin de semana de desconfinamiento provincial.
Rafael Gobantes

El tempranero levantamiento de algunas restricciones en Huesca respecto a las otras dos provincias aragonesas no ha traído por ahora un repunte de contagios sino todo lo contrario. El número de positivos semanales ha ido en descenso: 200 casos del 23 de febrero al 1 de marzo, 178 del 2 al 8 y 138 del 9 al 15. Así, la incidencia acumulada a siete días se sitúa en 60 casos por cada 100.000 habitantes.

El Hospital Universitario San Jorge, además, vive un período de "relativa calma" con solo tres pacientes en planta y dos en la UCI. En Urgencias siguen atendiendo casos de forma esporádica, algo que Manuel Muñoz, médico del servicio y portavoz del sindicado CESM, atribuye a la baja incidencia de la provincia y también a la rápida detección por parte de los rastreadores de Atención Primaria, "que ante la mínima sospecha realizan pruebas para detener la transmisión comunitaria". No obstante, insiste en que continúa habiendo ingresos, y de hecho esta misma semana han tenido dos de personas menores de 40 años.

De cara a la Semana Santa, Manuel Muñoz se muestra "más optimista" que respecto a otros períodos vacacionales por el cierre de las comunidades aunque admite que el desconfinamiento provincial traerá un "lógico" aumento de contagios. "Todo dependerá del grado de incumplimiento de las medidas de prevención", advierte. Aun así, reconoce que él no es partidario de mantener los cierres perimetrales como única solución "porque está claro que es algo con lo que vamos a tener que convivir y habrá períodos ventana en los que podamos hacer más vida social y otros en los que habrá que compensar los excesos con restricciones".

Mientras, los profesionales sanitarios del centro de salud de Barbastro consideran que de momento es aventurado hablar de una quinta ola. “Es una temeridad alarmar con el verano próximo porque la economía está muy tocada. Si funcionan los sistemas de control, se puede prevenir con 15 días o un mes”, afirma Juan Vidaller

Otra compañera considera que "si seguimos manteniendo las medidas de aforo, mascarilla y distancia social de manera responsable, se podría compatibilizar la salud con el mantenimiento de la economía en la medida de lo posible". El hospital, sin embargo, tiene más presión que San Jorge con 18 ingresos en planta y dos en la UCI.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión