Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Frente municipal contra la supresión de uno de los trenes entre Zaragoza y Lérida

Los alcaldes de Tardienta, Grañén, Sariñena, Monzón y Binéfar, del PSOE y del PP, se reunirán este jueves para estudiar acciones conjuntas. Cambiar Monzón convoca una protesta el día 30 en Zaragoza. 

La estación de Tardienta, en una imagen de archivo.
La estación de Tardienta, en una imagen de archivo.
Rafael Gobantes

La decisión de la consejería de Vertebración del Territorio de José Luis Soro (CHA) de dejar de financiar algunos de los regionales de Renfe por ser deficitarios, lo que implicará la pérdida de cinco de las 26 expediciones diarias que recorren Aragón, ha causado indignación entre los alcaldes de los municipios altoaragoneses de la línea Zaragoza-Lérida (Tardienta, Grañén, Sariñena, Monzón y Binéfar), que verán suprimido uno de los tres trenes a partir del próximo 1 de mayo.

Concretamente, el recorte afectará al servicio más demandado que utilizan los funcionarios a las 6.10 para ir a trabajar y que regresa a las 15.15. En 2019, la DGA pagó cerca de 1,9 millones de euros por los 34.198 viajeros que tuvo, es decir, 101,55 euros por usuario. Los ingresos de este tren alcanzaron los 145.000 euros. Como alternativa, la DGA plantea dos servicios de autobús con salida desde Zaragoza a las 5.45 y llegada a Binéfar a las 8.00 (no se alargará hasta Lérida), y otro de regreso a las 15.30 y llegada a las 17.45.

Los otros cuatro regionales suprimidos serán el que circulaba en días alternos entre Teruel y Valencia, dos de los cuatro diarios entre Fayón y Caspe y el que unía los fines de semana Huesca y Jaca.

La alcaldesa de Tardienta, Miriam Ponsa, del PSOE, ha contactado este lunes con sus homólogos de Grañén (PP), Sariñena (PSOE), Monzón (PP) y Binéfar (PSOE) para promover  un encuentro el próximo jueves y estudiar acciones conjuntas para tratar de revertir esta decisión.

"Creemos que es importante ir de la mano en este tema porque afecta a todos nuestros vecinos y a nuestros pueblos", ha destacado Ponsa, quien ha criticado la medida tomada por la consejería de Vertebración del Territorio "porque la supresión de trenes pone en peligro el futuro de las estaciones y nosotros queremos defender el tren porque siempre ha sido nuestra forma de comunicación ya que si no, sería otra cosa más que perderemos en esta España vaciada". 

También Cambiar Monzón ha convocado una concentración por la defensa del tren el próximo 30 de marzo frente al edificio Pignatelli, sede del Gobierno de AragónExigen a Renfe y al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana "que vean el tren como algo más que un negocio, como un servicio público que se nos presta y que como tal precisa de inversión suficiente para mejorar las infraestructuras, el equipamiento, las estaciones, los servicios de venta e información y el personal". 

Creen que que hay que trabajar para rentabilizar la inversión realizada por la DGA mejorando las frecuencias, los itinerarios, las conexiones (conexión en Tardienta de la línea de Huesca y Monzón…), los enlaces a la alta velocidad, la promoción, las estaciones, etc. Y por ello piden crear una mesa de diálogo para estudiar posibilidades de optimizar la inversión ferroviaria en Aragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión