Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Huesca 

Santa Eulalia de Gállego reabre el puente al tráfico con el volteo de campanas

El paso de los vehículos ha estado cortado desde el 19 de enero por obras y los vecinos se han organizado para mantener la movilidad diaria con una furgoneta que ha funcionado como lanzadera gracias a los voluntarios.  

El puente de Santa Eulalia de Gállego se reabre tras un mes de obras
Santa Eulalia de Gállego

Los vecinos de Santa Eulalia de Gállego han celebrado este viernes por todo lo alto la reapertura al tráfico del puente centenario, que ha estado cortado al paso de vehículos durante más de un mes debido a las obras de rehabilitación. Los trabajos continuarán durante el mes de marzo pero la población ya ha recuperado su movilidad habitual, modificada desde el 19 de enero. Aunque es seguro que todos los sabían, el volteo de las campanas de la iglesia ha avisado de que el paso sobre el río ha quedado despejado. 

Antes de la reapertura, el alcalde, José Antonio Casaucau, y varios vecinos se han acercado hasta el puente para mostrar su agradecimiento a los trabajadores que durante estas semanas han acometido la sustitución de la plataforma. Aunque el deterioro de la misma y los días de lluvia ralentizaron el ritmo de la obra los primeros días, en las jornadas siguientes se aceleró de tal manera que por poco no se podido ha cumplido el plazo de cuatro semanas dado por la Dirección General de Carreteras del Gobierno de Aragón para el final de esta primera fase. 

Según ha contado el alcalde, los vecinos han querido obsequiar a los trabajadores y desde el Ayuntamiento se ha secundado la iniciativa, evitando grupos y manteniendo las  medidas necesarias de prevención. Igualmente, se ha recordado que a lo largo de este viernes o el sábado hay que retirar todos los vehículos aparcados en las dos orillas del Gállego. 

Para garantizar la movilidad y evitar tener que dar un rodeo de más de 90 kilómetros para entrar y salir de Santa Eulalia, el Ayuntamiento organizó un sistema de transporte con lanzadera. Se alquiló un vehículo para llevar a los vecinos desde la población hasta el puente y hacer el camino inverso. El viaducto ha estado abierto a los peatones durante todo este tiempo. Personal municipal y un grupo de voluntarios se han encargado de conducir la furgoneta a cualquier hora del día y de la noche, si hubiera sido necesario. Al otro lado, en la orilla de Ayerbe, estaba aparcados los coches particulares. 

Un coche pasando este viernes por el puente de Santa Eulalia de Gállego.
Un coche pasando este viernes por el puente de Santa Eulalia de Gállego.
Pablo Segura

También se reguló el servicio de recogida de basuras, el correo, los suministros... Desde el Ayuntamiento se agradece "el esfuerzo de todos los vecinos en organizarse y ayudarse". "Durante unas semanas, hemos sido mas comunidad que nunca. Que la lección perdure durante mucho tiempo", ha señalado Casaucau. El alcalde ha tenido una mención especial para "aquellos que han sido nuestros chóferes durante estos días, que nos han permitido, con un pequeño transbordo, mantener la vida diaria y las rutinas de todos".

El alcalde ha reconocido que han sido "unas semanas intensas", en las que se ha llevado a cabo un trabajo "más propio de orfebrería que de una obra publica". Por ello, ha agradecido a la empresa Papsa "el esfuerzo y disponibilidad que han tenido durante el corte de trafico". También ha trasladado el agradecimiento a la Dirección General de Carreteras "que comprendió nuestras persistentes advertencias sobre el estado del puente y ha intervenido en el momento necesario antes de que el deterioro llegara a ser irreversible". Gracias a todo ello "contamos con una joya de puente que es un emblema de la Galliguera y de la resistencia de este pueblo ante las adversidades", ha añadido Casaucau. 

Etiquetas
    Comentarios
    Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión