Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Huesca

Huesca solicita a Europa 14 millones para regenerar el recinto del antiguo Seminario

El Ayuntamiento, la Diputación Provincial y la Universidad de Zaragoza respaldan una propuesta de intervención para dar uso a las construcciones catalogadas y reconvertir el resto del espacio en zonas verdes.  

Recreación del nuevo espacio del recinto del Seminario, en la parte más alta del casco histórico de Huesca.
Recreación del nuevo espacio del recinto del Seminario, en la parte más alta del casco histórico de Huesca.
DPH

La iglesia de Santa Cruz, del siglo S.XII y declarada BIC, las fachadas de la plaza Universidad y la calle General Alsina y el pórtico del segundo patio interior son los elementos del antiguo Seminario de la capital oscense que quedarán en pie cuando se desarrolle el proyecto de regeneración que el Ayuntamiento, la Diputación Provincial y la Universidad de Zaragoza han llevado este miércoles a la reunión del Patronato del Estudio  General de Huesca. La propuesta se presentará al programa europeo Next Generation de recuperación económica con el objetivo de conseguir los casi 14 millones de euros en los que se ha valorado esta intervención. 

El antiguo Seminario de Huesca lleva 20 años sumido en el abandono. En el 2000, el Ayuntamiento lo compró al obispado por 3,5 millones de euros para cederlo a la Universidad. Se redactó incluso un proyecto para rehabilitarlo como sede del vicerrectorado del campus oscense y residencia de estudiantes. Pero no se llevó a cabo.  

En el 2018, la institución académica decidió devolver el 90% del suelo del recinto (16.000 m2) porque solo iba a ocupar la zona de la iglesia y la de la denominada 'L', es decir, los dos laterales protegidos. 

De todo el espacio, la Universidad solo iba a adecuar los 1.500 m² necesarios para los usos que se plantearon a principios de 2017: una sala de estudio polivalente (no solo para los universitarios sino también para el resto de ciudadanos del entorno), una biblioteca de investigación con los fondos históricos y el traslado del vicerrectorado.

Este miércoles, tras un última vuelta de tuerca al futuro del Seminario, se ha dado a conocer el que parece ser el proyecto definitivo. Con él se pretende poner en valor los edificios catalogados por Patrimonio destinándolos a usos educativos y formativos y, a la vez, regenerar el entorno creando nuevas zonas verdes y públicas, convirtiéndolo además en un nuevo foco de atracción turística. "Se abrirá a la ciudadanía un espacio que cuenta con más de 2.000 años de historia", han apuntado desde el Patronato.

Según esta propuesta, que deberá materializarse en un proyecto urbanístico, la iglesia (desacralizada) se convertirá en una sala de juntas o aula magna. Los espacios de la esquina de la plaza Universidad con General Alsina pasarán a ser vicerrectorado y biblioteca científica. El claustro del patio sustentará un edificio de dos plantas en el cual se instalará la biblioteca del Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA), que debe trasladarse desde su sede por volumen y peso, así como zonas de estudio. 

El patio porticado podrá contemplarse desde el exterior a través de una cristalera.
El patio porticado podrá contemplarse desde el exterior a través de una cristalera.
DPH

El patio porticado podrá verse desde el espacio verde, ya que se prevé colocar una gran cristalera que permita observarlo al tiempo que dentro se desarrollan diferentes actividades. También se rehabilitarán los cerca de 7.000 metros cuadrados que forman el entorno urbano del Seminario mediante la recuperación de espacios libres  y se creará un mirador que permita admirar los elementos naturales y singulares que rodean la propia ciudad como la antigua muralla o la Sierra de Guara.

La concejala de Urbanismo, María Rodrigo, ha explicado que "se trata de un proyecto muy ambicioso, de un edificio tremendamente singular no solo para el casco histórico sino para  toda la ciudad". La demolición de los edificios no catalogados se acometerá mediante un convenio entre las tres instituciones y bajo control arqueológico. Según Patrimonio, "es fundamental comprobar la existencia de restos arqueológicos de interés histórico o artístico en los elementos que son susceptibles de derribo".

El director del IEA, Alberto Sabio, que también ha participado en la reunión, ha señalado que esta propuesta supone "resucitar el Seminario". Asimismo, ha indicado que el objetivo es trasladar la biblioteca del instituto, con casi 70.000 volúmenes, desde la sede del IEA, en la calle del Parque, un nuevo espacio en el futuro edificio del Seminario, en la planta baja del claustro.

“Para el campus de Huesca es un proyecto muy importante porque nos va a permitir descongestionar espacios y además dar un servicio tanto para los universitarios como a los ciudadanos de Huesca  como salas de lectura, bibliotecas de investigación y las propias cuestiones administrativas y de vicerrectorado”, ha explicado Marta Liesa, la vicerrectora.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión