Despliega el menú
Huesca

huesca

Bares, tiendas y gimnasios de Huesca piden ampliar horarios y aforos ante la baja incidencia

La provincia registra solo 61 casos por cada 100.000 habitantes en la última semana y el Ministerio de Sanidad rebaja la alerta de nivel 4 a 3. Los hospitales vuelven a 'mínimos' de principios de verano con 32 pacientes.

Las clases de los gimnasios, como esta de Límite Fitness de Huesca, están limitadas a cuatro usuarios.
Las clases de los gimnasios, como esta de Límite Fitness de Huesca, están limitadas a cuatro usuarios.
G. F.

La provincia de Huesca notificó este lunes solo 11 nuevos casos confirmando la tendencia positiva de las últimas semanas. Y la prueba es que tiene una incidencia acumulada de solo 61 casos por cada 100.000 habitantes en la última semana, prácticamente la mitad que Zaragoza (113) y casi un tercio de la de Teruel (161).

Estos datos sitúan ya a Huesca entre las nueve provincias que han bajado a nivel de alerta 3 sobre 4, según el último informe del Ministerio de Sanidad, que tiene en cuenta los datos de incidencia a 7 y a 14 días, el porcentaje de pruebas positivas (7,7%), la trazabilidad (57,1%) y la ocupación de camas en planta (5,9%) y en UCI (17,2%). El resto del territorio está en nivel 4, salvo Canarias que está en riesgo 2 (el mínimo).

El propio Gobierno de Aragón también sitúa a la provincia en el nivel de alerta 2 valorando únicamente la incidencia de la última semana, mientras que Zaragoza, Teruel y Aragón en su conjunto siguen en nivel 3 agravado. De hecho, hay varias localidades de más de 10.000 habitantes con un acumulado inferior a los 50 casos: Jaca con 15,2 (un índice que se considera ya de ‘nueva normalidad’), Fraga con 32,6 y Barbastro con 46,6. Mientras, la ciudad de Huesca tiene 68,6 y Monzón, 103.

Los datos de hospitalizaciones han vuelto también a los ‘mínimos’ de principios del verano, antes de que llegara la segunda ola. En total, la provincia tiene 32 camas ocupadas, 4 de ellas en la UCI, entre los hospitales San Jorge de Huesca (14+2) y Barbastro (13+2) y el centro sanitario del Bajo Cinca (1). Datos que no se alcanzaban desde finales de julio y muy lejos del récord alcanzado el 9 de noviembre, en plena tercera ola, con 196 camas llenas.

Ante esta baja incidencia, cada vez más consolidada, empresarios de diferentes sectores piden a la DGA que flexibilice todavía más algunas restricciones, después de que el 9 de febrero ya autorizara ampliar hasta las 20.00 el horario de hostelería y comercio los fines de semana (en el resto de la comunidad, rige hasta las 18.00 de viernes a domingo).

Desde la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo, su gerente, Silvia Fernández, reivindica que "al igual que se regulan las provincias, las comarcas o los municipios para restringir la actividad en función de los contagios, debe hacerse lo mismo cuando los datos mejoran". Y es que no entiende, por ejemplo, que se permita acudir a las competiciones deportivas, donde pueden juntarse cientos de personas, y no se trasladen los buenos datos sanitarios, con "cifras objetivas", al comercio y la hostelería. "En Huesca la incidencia es escasa, se están registrando muy pocos casos, hay comarcas con ningún positivo desde hace días y, sin embargo, seguimos teniendo que cerrar a las ocho de la tarde. Ya no hablamos de las restricciones de movilidad, pero al menos que nos permitan estar hasta las diez de la noche", resalta.

Juan José Prado, presidente de la Federación de Comercio, también reclama una flexibilización de los horarios para la hostelería "porque nos perjudica a todos ya que dentro del comercio hay muchos suministradores que venden a bares y restaurantes y si les quitas la franja de ocho a diez de la noche, eliminas las cenas y eso puede suponer un 50% de su facturación, lo que repercute en carnicerías, pescaderías, distribuidoras de bebidas...". Por ello, piden "relajar" ese horario ante la baja incidencia en el Alto Aragón "porque sería una forma de dar un respiro a cantidad de comercios y más en zonas como el Pirineo, donde lo están pasando muy mal con la movilidad». A su juicio, el aforo del 25% también "perjudica" a tiendas pequeñas.

"Sería un respiro y más en zonas como el Pirineo, donde lo están pasando muy mal"

Igualmente, el sector de los gimnasios reclama que "se abra más la mano" ante la actual situación. Ginés Foixench, gerente de Límite Fitness de Huesca y representante de la Unión de Centros Deportivos Privados, reconoce que el aforo actual del 30% no es tan importante, salvo en las horas punta, como el límite de cuatro personas en las actividades dirigidas por grupos. "Si de verdad quisieran hacerlo bien, deberían marcar las restricciones por provincias. Y si Huesca tiene de los mejores datos de España, no tiene sentido sufrir las mismas limitaciones que Zaragoza o Teruel", subraya. Además, sigue defendiendo que la actividad de los gimnasios es "100% segura".  

Etiquetas
Comentarios