Despliega el menú
Huesca

Proyectan en Torralba de Aragón una de las mayores granjas del país para 20.000 terneros

La explotación preocupa por su impacto ambiental, ya que generará 20.000 toneladas de estiércol al año y, según Chunta Aragonesista, el equivalente a 120.000 coches en toneladas de CO2. 

Una imagen del proyecto de la granja.
Una imagen del proyecto de la granja.
Heraldo

La instalación en Torralba de Aragón, en la comarca de los Monegros, de una macrogranja de vacuno con 20.000 plazas, ha encendido las alarmas por sus efectos ambientales, dadas las dimensiones de esta explotación ganadera intensiva dedicada al cebo de terneros. La promueve una empresa con sede en Navarra, Ganados Jiménez Cambra, con una inversión de 8 millones de euros y 30 empleos cuando esté a su máxima capacidad. 

Sería una de las más grandes del país. Se promueve una similar en Noviercas (Soria), para 23.000 vacas, considerada una de las mayores de vacuno de leche de la Unión Europea, con un encendido debate entre partidarios y detractores. Ecologistas y  pequeños ganaderos denuncian la emisión de gases de efecto invernadero; y  empresarios, sindicatos y políticos han firmado un manifiesto de respaldo.

En el caso de Torralba de Aragón todavía no se ha suscitado ese debate, aunque Chunta Aragonesista ya ha advertido de su impacto ambiental. La macrogranja contempla una superficie construida de 6 hectáreas (62.104 metros cuadrados)  sobre un total en parcelas de 167. Se prevé ejecutar en cuatro fases, hasta 20.000 animales, y está destinada al engorde de terneros, con reses de entre 12 y 24 meses. Estos se distribuirán en 400 corrales al aire libre con una capacidad de 50 cada uno. La distancia al pueblo es de 1.200 metros (la mínima exigida es 300).

Uno de los principales problemas es la generación de un gran volumen de estiércol, unas 20.000 toneladas al año, según los datos aportados por el promotor al Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga), que tendrán un tratamiento biológico en pilas rectangulares para la producción de compost, con una producción máxima de 7.000 toneladas. La zona de compostaje ocupará 6 hectáreas.

El Inaga inició en octubre el trámite de información pública del proyecto y el estudio de impacto ambiental. El promotor solicitó la evaluación simplificada, por tener más de 600 plazas de vacuno de cebo, pero no es exigible la Autorización Ambiental Integrada, que conlleva un trámite más complejo. Afecta también a la planta de compostaje que se construirá en el interior de la finca. 

Chunta Aragonesista ha dado la voz de alerta este jueves. David Félez, coordinador de Medio Ambiente de la formación, ha denunciado que “sería de una de las explotaciones ganaderas más grandes de Europa, con evidentes afecciones al medio natural". Pide una evaluación de impacto ambiental integrada, igual que se ha hecho para la macrogranja de Soria. "El principio de precaución debería imperar ante un modelo ganadero que es incompatible con las pequeñas y medianas explotaciones familiares y el desarrollo sostenible", señala.

Calcula que la emisión de 574.200 toneladas de CO2 al año equivale a lo que emiten 120.000 coches, y que el consumo de agua es similar a una ciudad de 16.000 personas, además de producir una ingente cantidad de excrementos.

El proyecto hace referencia a las emisiones generadas por la fermentación entérica (en el aparato digestivo) de los propios animales y los gases del estiércol depositado en los corrales. Las primeras serán de metano (1.404 toneladas al año), amoniaco (9359 y óxido nitroso (7). La gestión de los excrementos en la planta de compostaje, 20.000 toneladas al año, es otro foco de emisiones por el proceso aeróbico, con 80 toneladas de metano, 4,80 de amoniaco y 4.80 de óxido nitroso.  

Según el promotor, actualmente Torralba de Aragón no se encuentra en un municipio considerado como zona saturada de explotaciones ganaderas, sí en un área donde el índice del niveles de fertilizantes de origen ganadero es severo. Por ello, no se contempla la gestión de estiércol como fertilizante en campos de cultivo y se usará para la producción de compost a través de un tratamiento biológico en la misma explotación. Como alternativa a este proceso, se presentó un contrato con un gestor de residuos autorizado para proceder a su retirada. 

El agua la captará del Canal de Monegros, que a través de un sistema de bombeo llevará el agua a dos balsas. También habrá dos balsas para la recogida de lixiviados con capacidad para 93.000 y 72.000 metros cúbicos.    

El alcalde de Torralba de Aragón, Antonio Bayod (PAR), ha asegurado que el Ayuntamiento todavía no se ha pronunciado. "A ver si nos reunimos con ellos. De momento no decimos nada". Reconoce que las dimensiones impresionan, "en Aragón no hay ninguna tan grande, pero aún está pendiente de trámites". 

Etiquetas
    Comentarios