Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Piden 15 años de cárcel por una violación en un cobertizo de Aínsa

Según las acusaciones, el hombre, de 22 años, pegó a la mujer, de 21, y la agredió sexualmente en dos ocasiones mientras ella gritaba "Para, me quiero ir". 

Foto de archivo del Palacio de Justicia de Huesca, donde se ubica la Audiencia Provincial
El juicio se está celebrando a puerta cerrada en el Palacio de Justicia de Huesca
R. G.

La Fiscalía y la acusación particular piden 13 y 15 años de prisión, respectivamente, para un joven acusado de violar a una chica de 21 años en un cobertizo de Aínsa. El juicio contra él, de 22, comenzó este miércoles en la Audiencia de Huesca con la declaración del presunto agresor, la víctima, guardias civiles y médicos y psicólogos que atendieron a la mujer. Este jueves, en la segunda y última jornada, pasarán por la sala los peritos del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, que han realizado los análisis de ADN de los restos biológicos. La vista se está celebrando a puerta cerrada.

Los hechos ocurrieron el 3 de febrero de 2018 y la denuncia se presentó el día 6. Víctima y agresor se conocieron esa noche. Una vez solos (habían estado antes con otra persona), se dirigieron a un local, una especie de cobertizo de una vivienda semiabandonada, del que el acusado tenía llaves. Según el relato del escrito de calificación de la Fiscalía, tan pronto él abrió la puerta, la sujetó por el cuello y le introdujo los dedos en la boca empujándola hacia dentro. 

Sin mediar palabra, le pegó en la cara con la mano abierta varias veces, y mientras la víctima intentaba zafarse, le quitó la parte de arriba de la ropa (una chaqueta y una camiseta de tirantes que le sacó por la cabeza), la lanzó contra el sofá y se puso encima de ella inmovilizándola y gritando "Estate quieta", mientras ella exclamaba: "Para, me quiero ir". Luego, le quitó el pantalón y la violó, haciendo oídos sordos a los gritos de ella. Con posterioridad, volvió a agredirla sexualmente mientras la mujer de manera incesante repetía "me quiero ir, déjame en paz". Ya por la mañana, él abandonó el lugar.

Estos hechos, según las acusaciones, son constitutivos de un delito de agresión sexual con penetración de carácter particularmente degradante o vejatorio. La Fiscalía solicita 13 años de prisión para el hombre, que estuvo un año encarcelado y ahora se encuentra en libertad. También la prohibición de aproximarse a menos de 1.000 metros y de comunicarse con ella durante el tiempo de la condena, y una medida de 10 años de libertad vigilada, que se ejecutará con posterioridad a la pena de prisión, así como el pago de una indemnización de 10.000 euros por las lesiones y el daño moral. La acusación particular eleva la petición de pena para el presunto agresor a 15 años, el máximo previsto por la ley para este tipo de delito.

Vox se persona en el caso de la violación de Tamarite

Por otra parte, Vox se ha personado como acusación popular en el caso de la anciana de 94 años agredida sexualmente por un joven de origen gambiano en Tamarite de Litera. El partido comunicó este miércoles que había realizado el trámite ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Monzón que lleva el caso. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión