Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Los desempleados de la nieve trabajarán desde el lunes en brigadas y oficinas municipales

Los ayuntamientos del plan Remonta ya pueden iniciar la contratación una vez que el BOA ha publicado las bases. Jaca reconoce dificultades para recolocar a los 195 inscritos y deberá hacer una selección.

Manifestación en Formigal.
Manifestación en Formigal al inicio del invierno por el parón del sector.
Pablo Segura

El próximo lunes, 17 vecinos de Canfranc que hace un año estaban empleados en las estaciones de esquí, los comercios o los hoteles del valle comenzarán a trabajar para el Ayuntamiento. En días sucesivos se incorporarán otros 17 residentes inscritos en el plan Remonta, cofinanciado por el Inaem y las entidades locales para paliar el parón del sector del turismo invernal por la covid.

Canfranc es una de las primeras localidades en poner en marcha el plan, pero lo mismo sucederá en el resto de localidades de la Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe, Ribagorza y Gúdar-Javalambre en las semanas siguientes, hasta sumar unas 700 personas. Los ayuntamientos ya pueden empezar a contratar después de que este martes el Boletín Oficial de Aragón publicara las bases y la convocatoria del plan. Los requisitos son estar Inscriptos como demandantes de empleo al menos 15 días antes del contrato, empadronados en el municipio un día antes y haber trabajado dentro de los 15 meses previos en una empresa o haber cesado como autónomo, en sectores como el comercio, alojamiento, comidas, alquiler, actividades culturales y deportivas o agencias de viajes, entre otros.

"La semana pasada se hicieron las pruebas de selección y este jueves se realizará la formación en prevención de riesgos laborales y se les entregará la información. El lunes la mitad empezará a trabajar, y el resto se incorporará progresivamente", explica el alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, que ya ha enviado al Inaem la relación de puestos y los nombres de los candidatos para comprobar que cumplen con los requisitos.

En esta localidad se integrarán en las brigadas de obras para el mantenimiento de instalaciones y calles, la limpieza de montes, apoyo a los servicios administrativos en las oficinas municipales o a los guías turísticos. "Podremos ampliar el horario de la biblioteca y el polideportivo, las visitas turísticas y realizar actividades de tiempo libre para jóvenes. Estarán cinco horas diarias, casi el 70% de jornada, así repartimos el trabajo para todos", comenta Sánchez. Los contratos se podrán hacer hasta el 31 de marzo y durarán de tres a cinco meses.

En Jaca solo entrará la mitad

Más dificultades tiene los municipios más grandes por el elevado volumen de inscritos, como Jaca, con 195, de los cuales solo va a poder dar empleo a 100, "ir más allá sería complicado" para el Ayuntamiento, señala la concejala Olvido Moratinos. Las contrataciones empezarán a finales de febrero o principio de marzo. Esta semana se van a fijar los criterios de valoración, los interesados presentarán la documentación a principios de la próxima, antes de pasar la lista al Inaem.

La selección se realizará "con criterios muy objetivos", es decir, dar más puntos a quien lleve más tiempo empadronado o favorecer a los que tienen muy pocos o ningún ingreso. Realizarán trabajos de jardinería, desbroce de caminos, obras... en la oficina de turismo o de administrativos, además se va a crear un equipo de concienciación medioambiental y caminos escolares.

En Sabiñánigo, la previsión es comenzar entre el 19 y 22 de febrero, asegura la alcaldesa, Berta Fernández. En este caso hay 77 inscritos, pero se van a ofertar 41 plazas, 26 a jornada completa y 15 a media. La relación de puestos de trabajo también está establecida: brigada, obras, escuela infantil, auxiliares administrativos o apertura de edificios, entre otros.

Inyección desde la DPH

Uno de los problemas de los ayuntamientos es la disponibilidad económica, ya que deben iniciar los contratos y a los 15 días solicitar la subvención al Inaem. Por ello, la Diputación de Huesca, pensando especialmente en los afectados por la crisis del sector de la nieve, va a adelantar a todos los municipios de la provincia el 50% de los impuestos de bienes inmuebles y sobre vehículos de tracción mecánica, que recauda en su nombre. El primer anticipo, unos 30 millones de euros, será antes de que finalice febrero. El resto, 4 millones, en la primera quincena de marzo.

Este anticipo llega tras conocer la liquidación del presupuesto de la Diputación de 2020, que presenta un remanente de tesorería de casi 58 millones de euros. "Ayudar a los ayuntamientos es ayudar al ciudadano, ya que es la administración más cercana a los vecinos y con este objetivo, en un marco tan inusual como el de este año de pandemia, se ha priorizado anticipar en dos veces la recaudación prevista para este año, de manera que los municipios, dentro de su autonomía, dispongan ya de liquidez suficiente para hacer frente a sus necesidades", ha declarado el presidente, Miguel Gracia. La operación se ha diseñado pensando en que dispongan de autonomía económica "suficiente".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión