Despliega el menú
Huesca

Huesca

Los controles del puente de San Vicente en Huesca se saldan con casi 90 denuncias

La policía reforzó la vigilancia del 21 al 24 de enero para evitar que, ante la sucesión de tres días de fiesta, se incumplieran las restricciones de movilidad decretadas para la capital oscense y que se levantan este jueves. 

El último control de vigilancia perimetral en la ciudad de Huesca se colocó el martes por la noche.
El último control de vigilancia perimetral en la ciudad de Huesca se colocó el martes por la noche.
Rafael Gobantes

Los controles instalados en las vías de entrada y salida de Huesca con motivo del puente festivo de San Vicente, copatrón de la ciudad, se han saldado con casi 90 denuncias por incumplir las normas sanitarias vigentes para frenar la expansión de la covid-19. En concreto, la vigilancia establecida desde el jueves día 21 hasta el domingo 24 de enero,  ha derivado en el levantamiento de 89 actas por infringir las medidas decretadas por el Gobierno de Aragón. La mayoría de ellas se han interpuesto por infringir el confinamiento perimetral vigente en el municipio que, precisamente, finaliza este jueves a las 0.00.

La Subdelegación del Gobierno en Huesca tomó la determinación de reforzar los controles establecidos  para evitar desplazamientos no permitidos durante el puente, ya que al caer el 22 de enero, San Vicente, en viernes los oscenses disponían de tres días de fiesta consecutivos. Ante la posibilidad de que hubiera quien aprovechara la circunstancia para salir de la ciudad, la Policía Local y la Nacional así como la Guardia Civil, colocaron puntos de control durante esas jornadas, tanto fijos como móviles. Además, no estaba permitido salir de la provincia ni de la Comunidad Autónoma. 

Desde el jueves hasta el domingo, en los 16 controles a cargo de la Policía Nacional se levantaron 75 actas por incumplir las medidas covid  como saltarse el confinamiento perimetral o ir sin mascarilla, entre otras.. No obstante, desde Subdelegación han indicado que, en general, el puente había transcurrido de forma tranquila.

En esos mismos días, la Policía Local de Huesca interpuso 14 denuncias. De estas, cuatro fueron por no hacer uso de la mascarilla , una por incumplir el confinamiento perimetral y nueve por rebasar el horario establecido para el toque de queda, que continúa siendo a las 22.00.  La guardia Civil todavía no ha facilitado los datos correspondientes. 

La capital oscense estaba sometida a confinamiento perimetral desde el 15 de enero. La reducción de los contagios un 35% durante la última semana ha conllevado que esta prohibido quede sin efecto.  

 

Etiquetas
Comentarios