Despliega el menú
Huesca

Huesca

Lérida licita ahora el traslado de las obras que el juez ordena devolver el 15 de febrero

El consorcio del centro ilerdense, del que forma parte el obispado, alegó contra ejecución provisional de la sentencia del 10 de diciembre de 2019 que ordenó la inmediata devolución de los bienes.

Algunas de las piezas de procedencia aragonesa que están en el Museo de Lérida.
Algunas de las piezas de procedencia aragonesa que están en el Museo de Lérida.
Guillermo Mestre

Más de un mes ha esperado el Consorcio del Museo de Lérida, del cual forma parte el obispado ilerdense, para sacar a concurso el traslado de las 111 obras de arte que el Juzgado número 1 de Barbastro le obliga a devolver antes del 15 de febrero. El pasado 18 de diciembre, el juez ordenó la ejecución provisional de la sentencia de diciembre de 2019  que exige al centro museístico de Lérida entregar las piezas de las parroquias de la zona oriental de Aragón, 25 años después de que estas se segregasen de la diócesis catalana. 

Joaquín Guerrero, el abogado  que representa al Obispado de Barbastro-Monzón en este proceso, ha señalado que este concurso es "una maniobra más para no entregar las 111 piezas en el plazo fijado", ya que el obispado ilerdense, integrado en el Consorcio del Museo, "no es una entidad pública y puede contratar directamente a una empresa para dicho traslado". De hecho, se facilitó al centro museístico de Lérida documentación sobre una empresa de transportes que podía hacer ese traslado en tiempo y forma. 

Guerrero entiende que, una vez más, el consorcio de Lérida quiere aparecer como "víctima" en este litigio y asegura que cumplir la orden judicial y ejecutar la orden del 18 de diciembre dentro de los plazos podría verse "como un signo de debilidad desde el lado catalán".  "Si hubieran tenido intención de acatar el mandato del juez hubiesen convocado el concurso al día siguiente", añade

El abogado de la diócesis aragonesa señala que, además, ya se realizó el traslado de las obras de arte retenidas en el mismo museo hasta el monasterio de Sijena. "Podían haber contratado a la misma empresa", añade Guerrero. Aunque sacar a concurso el transporte de las obras de arte puede considerarse como que, en principio, van devolverlas, este gesto debería acompañarse de la retirada de la oposición a que se ejecute la sentencia. El juez todavía no ha emitido su resolución definitiva tras conocer las alegaciones de las partes implicada. No obstante, si no dice algo en contra, las 111 piezas deberán estar en el Museo de Barbastro antes del 15 de febrero. 

En su escrito de oposición, el Museo de Lérida alegó "dificultad extrema" y poco tiempo para devolver los bienes en la fecha fijada. El Museo calculaba que tardaría 16 semanas en la contratación de un transporte especial y en el proceso de embalaje y documentación de las 111 obras de arte. Además, alegaba que las piezas podían quedar dañadas o destruidas en el traslado cuando la sentencia que se ordena ejecutar no es firme y podría ser revocada por la Audiencia o el Tribunal Supremo.

El traslado se ha licitado este lunes y el plazo para la presentación de ofertas finaliza el 9 de febrero. No obstante, el pliego de condiciones fija el 31 de marzo como límite para  dar por terminado el contrato.  

Etiquetas
Comentarios