Despliega el menú
Huesca

huesca

Quejas por el hielo en muchas aceras de Huesca pese a las 140 toneladas de sal esparcidas

El hospital ha atendido a 37 personas por caídas desde el lunes. El Ayuntamiento replica que se mantiene el mismo operativo, aunque hay trabajadores dedicados ahora a limpiar tejados y revisar parques.

Han pasado ya seis días desde la nevada que trajo la borrasca Filomena y que dejó más de 10 cm en la ciudad de Huesca. La posterior ola de frío ha hecho que los termómetros se desplomen y esta pasada madrugada se han registrado hasta 3,3 grados bajo cero. Eso, unido a la densa niebla con la que ha amanecido la capital, ha provocado que a primera hora especialmente muchas calles se convirtieran en peligrosas pistas de patinaje. Esta persistencia del hielo ha empezado a provocar quejas entre los vecinos, después de la comprensión de los primeros días por lo inusual de la situación. 

La prueba de lo peligroso que resulta caminar estos días por muchas aceras de la ciudad, especialmente en zonas más periféricas, es que desde el lunes Urgencias del hospital San Jorge atendió a 37 personas con lesiones por caídas, según los datos facilitados por el Gobierno de Aragón. Manuel Muñoz, médico del servicio, ha explicado que la mayoría fueron por fracturas y luxaciones a la altura de la muñeca, aunque también tuvieron lesiones de cadera y de la zona vertebral

Desde la Federación de Barrios Osca XXI reconocen que la nevada ha sido "importante" y que, además, las bajas temperaturas de estos días "tampoco están ayudando a contrarrestar lo que ha caído y menos la formación de hielo", señala su portavoz, Javier Moreno. Valora el amplio despliegue que se vio los primeros días y que actuó sobre todo en las calles principales abriendo caminos en las aceras, "lo cual es de alabar", recalca. Sin embargo, asegura que han empezado a aflorar algunas quejas por la presencia de hielo en aceras de accesos a colegios o centros de salud, en las marquesinas de los autobuses... Muchos patios de recreo, por ejemplo, siguen estando intransitables. 

También desde la Federación de Polígonos Industriales destacan el trabajo realizado por el Ayuntamiento en las calles principales con sus propios trabajadores y con servicios extra contratados, como los tractoristas. Su presidente, Ignacio Almudévar, valora la "buena voluntad" de los operarios de las brigadas municipales, pero considera que en algunos casos han sido "poco productivos" por la falta de medios "porque era triste verles sacando nieve con una escoba porque no les daban ni siquiera una pala". En este sentido, considera que el temporal ha puesto en evidencia la falta de medios para combatir la nieve. "No es momento de criticar, pero sí de reflexionar para que la próxima vez nos coja más preparados porque la inversión que se necesita para estas situaciones en palas o abonadoras de sal manuales no es muy elevada", afirma.  

Junto a ello, Almudévar también admite que falta concienciación ciudadana. "Ha habido muchos ejemplos de vecinos que han trabajado para limpiar su calle, como dice la ordenanza, pero también otros muchos de que quieren que el Ayuntamiento se lo dé todo hecho. Y todos tenemos que asumir nuestra cuota de responsabilidad y ser más colaborativos", opina.

En respuesta a ello, desde el Ayuntamiento de Huesca han asegurado que se mantiene el mismo operativo de 200 personas que el primer día. No obstante, no todos los trabajadores están retirando el hielo de las calles sino que algunos se están dedicando a la limpieza de cubiertas y tejados (este jueves han estado, por ejemplo, en un tejado en la cale José Castán Tobeñas) y también a revisar parques para la retirada de ramas de árboles dañadas. Además, destacan que la niebla dificulta aún más que se deshaga el hielo. Desde la llegada del temporal, se han repartido ya 140 toneladas de sal.

Etiquetas
Comentarios