Despliega el menú
Huesca

huesca

El TSJA verá el 27 de enero los recursos a las condenas por el asesinato de Naiara

La abogada de Iván Pardo pide rebajar la prisión permanente revisable por asesinato a otra pena de 10 a 15 años por homicidio. El letrado de la abuelastra y del padrastro ha alegado las condenas por malos tratos.

Iván Pardo, en la sesión de este viernes del juicio con jurado que se sigue contra él por asesinar presuntamente a su sobrina Naiara.
Iván Pardo, en la sesión de este viernes del juicio con jurado que se sigue contra él por asesinar presuntamente a su sobrina Naiara.
EFE

La Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Aragón ha fijado para el 27 de enero, a las 9.30, la vista para deliberar sobre los recursos interpuestos por la sentencia de la Audiencia Provincial de Huesca que condenó a prisión permanente revisable -la primera de Aragón- a Iván Pardo Pena por asesinar a su sobrina Naiara, de 8 años, en Sabiñánigo, tras ser declarado culpable por un jurado popular. También se estudiarán las apelaciones de la abuelastra (Nieves Pena) y el padrastro (Carlos Pardo) de la niña condenados en su caso a dos años de prisión cada uno por un delito de malos tratos habituales. 

La Audiencia de Huesca prorrogó recientemente nueve años (hasta el 30 de diciembre de 2019) la prisión provisional comunicada y sin fianza de Iván Pardo mientras se resuelven los recursos interpuestos ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón y que podrían incluso llegar hasta el Supremo.

La abogada de Iván Pardo, María Gabasa, ha pedido que en lugar de la pena de asesinato, se le condene por un concurso de lesiones dolosas con un delito de homicidio para rebajar la pena a entre 10 y 15 años de prisión alegando, entre otros motivos, que padece un trastorno orgánico de personalidad que pudo influir en sus actos por su "incapacidad para controlar sus impulsos". En este sentido, María Gabasa sigue manteniendo que la intención de su cliente no fue nunca matar a Naiara.

También José Luis Vivas, letrado del padrastro y la abuelastra de Naiara, ha recurrido la sentencia para intentar rebajar las penas de dos años de cárcel impuestas a cada uno de ellos por un delito de malos tratos continuados en el ámbito familiar. Admás, ha vuelto a pedir, como ya hizo durante el juicio, la nulidad de todas las actuaciones porque el registro que se practicó en su día en el domicilio donde ocurrieron los hechos en compañía de Iván Pardo se realizó sin abogado.

Mientras, el abogado de una de las acusaciones particulares, Marcos García Montes, que representa al padre biológico de Naiara, Manuel Briones, ha reclamado elevar de dos a tres años de cárcel las penas del padrastro y la abuelastra, y que su cliente reciba la misma indemnización que la madre biológica (120.000 euros), en lugar de los 30.000 reconocidos en la sentencia.

Por su parte, Luis Marín, abogado de la madre biológica, Mariela Benítez, ha recurrido el escrito de la abogada del Iván Pardo insistiendo no solo en la crueldad del acusado, sino en que algunos de los medios utilizados en la tortura se dirigían a mantenerla inmovilizada. Y en cuanto a la Fiscalía, no ha apelado el fallo.

Cabe recordar que en un proceso judicial paralelo, Iván Pardo también fue castigado con otra pena de dos años y seis meses de cárcel por un delito de malos tratos habituales en el ámbito familiar a sus otras dos sobrinas, que ahora tienen 15 y 17 años. Los tres convivían en el mismo domicilio junto a la abuela de las dos niñas, que también ha sido condenada a dos años de prisión por el mismo delito.

Etiquetas
Comentarios