Despliega el menú
Huesca

El Parque de Ordesa avisa a los turistas del riesgo por la caída de bloques de hielo

Las bajas temperaturas aconsejan ir con casco en algunas rutas por la presencia de carámbanos.

Aspecto de la cueva de Frachinal, en el Parque Nacional de Ordesa.
Aspecto de la cueva de Frachinal, en el Parque Nacional de Ordesa.
Parque Nacional de Ordesa

Las formación de hielo en la calzada y carámbanos en las paredes mantienen cerrada la carretera del cañón de Añisclo, en el Parque Nacional de Ordesa. Pero esta no es la única limitación consecuencia de la ola de frío. La dirección aconseja extremar las precauciones estos días si se visita el espacio protegido. En las clavijas de Soaso, en las que hay poca nieve y mucho hielo, recomienda el uso de arnés y casco, por el riesgo de caída de piedras y bloques de hielo. Un vídeo de la cueva de Frachinal tomado por un trabajor del Parque ilustra bien a las claras la situación con multitud de carámbanos que aconsejan protegerse la cabeza. 

En las clavijas de Soaso, en las que hay poca nieve y mucho hielo, se recomienda el uso de arnés y casco por el riesgo de caída de piedras y bloques de hielo, y en la cueva de Frachinal, el uso del casco.

El Parque invita a pedir información antes de decidirse a iniciar una visita, aunque en invierno, debido a las condiciones extremas en este espacio de alta montaña, el número de turistas es muy limitado. Estos días se registran temperaturas de hasta 14 grados bajo cero en algunos de sus valles. Varios caminos ya se cerraron con las nevadas de diciembre. Como otros años, se prohíbe el paso por la Senda de los Cazadores y por la Faja Pelay, muy peligrosas por el hielo y los aludes y que no volverán a abrir hasta bien entrada la primavera.

La carretera del cañón de Añisclo, en Fanlo, es la única que permanece cerrada en la provincia de Huesca este jueves, pero el hielo también dificulta la circulación en otras vías de alta montaña, en los municipios de Hecho (A-176), Ansó (1602) y Sallent de Gállego (A-136) por pavimento deslizante. 

La ola de frío ha dejado hoy temperaturas tan gélidas como las de los últimos días. Benasque ha vuelto a registrar -12 grados; Biescas, -11; y Sabiñánigo, -10. Para el viernes se mantiene la alerta naranja con valores de -10 grados en el Pirineo, que están dejando numerosas estampas invernales con las cascadas cubiertas de hielo. 

Etiquetas
Comentarios