Despliega el menú
Huesca

Los presidentes de las 10 comarcas de Huesca respaldan el servicio provincial de bomberos, amenazado por un recurso

El personal de los parques comarcales transferidos a la Diputación quedaría en una situación muy complicada, porque deberían retornar a un servicio que ya no existe e iniciar expedientes de despido colectivo.

La DPH citó el viernes a los aprobados en las oposiciones para que eligieran sus nuevos destinos.
La DPH citó el 15 de diciembre a los aprobados en las oposiciones para que eligieran sus nuevos destinos.
Pablo Segura

Los presidentes de las diez comarcas de la provincia de Huesca han mostrado su preocupación por la situación del nuevo servicio provincial de bomberos, que debe ponerse en marcha el 1 de enero de 2021 y que a 24 horas de su estreno se ve amenazado por la presentación de un recurso judicial de nueve opositores que han pedido la paralización cautelar. El primer día del año se formalizaba la transferencia de personal, material e instalaciones desde las comarcas a la Diputación Provincial de Huesca para la creación del Servicio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamento (Speis). Con ello la institución asumía la plantilla de los 50 trabajadores, a los que sumar otros 64 de nueva incorporación, actualmente en prácticas, que superaron las oposiciones. 

Los presidentes del Alto Gállego, Jacetania, Ribagorza, Sobrarbe, Bajo Cinca, Litera, Cinca Medio, Somontano, Hoya de Huesca y Monegros esperan en que se desestime dicho recurso y poder crear el Speis tal y como se había diseñado y acordado entre las instituciones comarcales y la propia Diputación, "pues sería prácticamente inviable la puesta en marcha de este servicio sin contar con el personal transferido, que ha prestado ese servicio durante tantos años, aportando experiencia y conocimiento del territorio".

Todos los responsables comarcales muestran su preocupación porque no han contemplado en los presupuestos de 2021 partidas para mantener los parques, ya que la previsión es transferirlos y así se acordó en los diferentes plenos de sus instituciones. En este sentido, incluso algunas de ellas han aprobado en pleno extinguir el servicio a partir del 1 de enero.

En caso de que la demanda prosperara, la situación del personal sería muy complicada, porque deberían retornar a un servicio que ya no existe en las comarcas, lo que llevaría a la obligatoriedad de proceder a iniciar expedientes de despido objetivo al no existir ya este servicio.

Los presidentes comarcales lamentan que se ponga en duda el sistema de contratación del personal de sus instituciones, ya que todo el personal que se transfiere de las comarcas a la Diputación Provincial "han superado los procesos selectivos que en cada momento la norma ha obligado a las administraciones públicas".

Un recurso judicial presentado el pasado lunes ha dejado en el aire la puesta en marcha del nuevo Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de la provincia de Huesca (Speis), cuya primera guardia la iniciaban una veintena de bomberos (del total de 114 de la plantilla) en los siete parques a las 19.00 del 31 de diciembre, algo que ahora depende de la decisión de un juez.

El recurso contencioso-administrativo especial, para la protección de los derechos fundamentales y acceso a la función pública, se presentó ante el Juzgado número 1 de Huesca, promovido por un grupo de opositores que aprobaron el examen. Pide una medida "cautelarísima" de suspensión del acuerdo de transferencias entre las comarcas y la Diputación de Huesca por el que esta institución asumió el servicio de bomberos, absorbiendo a la plantilla, los edificios y todos los recursos materiales de las entidades locales. El juez debe tomar una decisión antes del día 31.

Etiquetas
Comentarios