Despliega el menú
Huesca

Lérida alega "dificultad extrema" y poco tiempo para devolver los bienes en febrero

El Museo Diocesano calcula que tardaría 16 semanas en la contratación de un transporte especial y en el proceso de embalaje y documentación de las 111 obras de arte. 

Piezas de procedencia aragonesa en el Museo de Lérida.
Piezas de procedencia aragonesa en el Museo de Lérida.
Guillermo Mestre

El Obispado de Lérida incumplió las sentencias vaticanas que le obligaban a la entrega de las 111 obras de arte de las parroquias aragonesas a la diócesis de Barbastro-Monzón, y ahora tampoco parece dispuesto a atender las resoluciones de los tribunales ordinarios. En un escrito remitido al Juzgado número 1 de Barbastro, que le dio de plazo hasta el 15 de febrero, alega la "dificultad extrema" de proceder a la devolución, debido a la fragilidad de algunas de las piezas, que en el traslado podrían quedar destruidas o dañadas de forma irreparable, teniendo en cuenta además que la sentencia no es firme y podría ser revocada por la Audiencia o el Tribunal Supremo.

Esta es una de las razones esgrimidas por el obispado catalán en su escrito de oposición a la ejecución provisional de la sentencia del 10 de diciembre de 2019 que ordenó la inmediata devolución de los bienes. También argumenta que reconoce la propiedad aragonesa de 28 de las 111 obras y está dispuesto a devolverlas, por lo que no ve necesario que le conminen a ello, aunque de forma voluntariamente no lo ha hecho.

En tercer lugar, considera "insuficiente" el plazo de casi dos meses, desde el auto de ejecución provisional del juez del 17 de diciembre hasta la fecha límite del 15 de febrero del 2021. Según recuerda el obispado, no dispone de las obras, bajo la tutela del Museo de Lérida, el único que de hecho puede proceder a la entrega material. Aunque lo apremiase para ello, dice, el traslado obligaría a contratar un servicio, que por la normativa del sector público excedería ese calendario. En este punto, el escrito obvia la posibilidad de recurrir al procedimiento de urgencia o a un contrato menor.

El Consorcio del espacio museístico ha presentado otro escrito de oposición. Entre sus alegaciones están la falta de jurisdicción para la ejecución de la sentencia, dada la protección de la colección por la Ley de Patrimonio Cultural Catalán, y la necesidad de una larga tramitación administrativa para sacar las obras del museo. Invoca igualmente la "dificultad extrema" del traslado a la sede social del Obispado de Barbastro-Monzón por su posible destrucción o daño imposible de reparar, y para ello aporta un informe de la conservadora-restauradora del Museo, Nuria Gilart.

16 semanas como mínimo

Y otro de los argumentos es igualmente el plazo insuficiente, ya que calcula en 12 semanas el proceso de embalaje, revisión, documentación y traslado de las 111 obras (147 objetos), y en cuatro más la licitación del contrato con una empresa especializada en el transporte de obras de arte. Además, 16 de los objetos están actualmente en la sala de exposición permanente y afectan al circuito de visitas y dos, en una iglesia parroquial. Por ello, en caso de que no se estime su oposición a la ejecución provisional, solicita realizar el traslado en 16 semanas.

En caso de que se acuerde proseguir con la ejecución, el consorcio pide una garantía a prestar por parte del ejecutante de 600.0001 euros, dado el elevado valor de los bienes, muy superior a esa cifra.

Se adhiere además a los motivos de oposición del obispado y de la Generalitat. Por cierto, que el Gobierno catalán ha intentado sin éxito que el juzgado lo considerara parte en el proceso de ejecución.

Joaquín Guerrero, abogado del obispado de Barbastro-Monzón, ha calificado de "inconsistentes" los argumentos de la diócesis de Lérida, sobre todo en lo referido a las 28 piezas cuya propiedad ha reconocido y no devuelve. La intervención de la Generalitat, en su opinión, demuestra una vez más "la estrategia para querer complicar el proceso".

Etiquetas
Comentarios