Despliega el menú
Huesca

huesca

‘Bella’ dejará más de medio metro de nieve en el Pirineo oscense hasta final de año

La Aemet ha activado avisos por nevadas a partir de este domingo por la noche. La estación de alta montaña de Cerler-Cogulla marcó el sábado la racha de viento máxima del país (144 km/h).

El puerto de Somport estaba el sábado completamente despejado después de la nevada del viernes.
El puerto de Somport estaba el sábado completamente despejado después de la nevada del viernes.
Pablo Segura

La nevada del día de Navidad, que generó problemas en varas carreteras y dejó hasta 25 cm en cotas altas, fue solo un pequeño aperitivo de lo que se espera para el Pirineo oscense en las próximos jornadas. Y es que los portales meteorológicos especializados coinciden en pronosticar la caída de más de medio de metro de nieve desde este domingo y hasta final de año, especialmente en la zona más occidental.

Será la consecuencia de la borrasca 'Bella' que llegará hoy a la Península procedente del norte de Europa y que dejará sus primeros efectos en Aragón esta misma noche y se prolongarán hasta el miércoles al menos.

Este sábado, el Pirineo amaneció con algunas dificultades viarias aunque a media mañana estaban casi todas las carreteras despejadas. Solo hubo avisos de precaución por la presencia de nieve en Ansó (A-135), entre Benasque y Llanos del Hospital (A-139) y de Cerler a Ampri (A-2617). El frío volvió a ser protagonista con una mínima de -13,7 grados en Cerler-Cogulla (2.400m), que además marcó una racha de viento de 144 km/h, la máxima de todo el país.

La Agencia Estatal de Meteorología ha activado a partir de este domingo a las 22.00 una alerta por nevadas que podrían dejar 15 cm en 24 horas con una cota situada en torno a los 800 metros. Las mayores acumulaciones se esperan alcanzar en las comarcas occidentales, especialmente la Jacetania y el valle de Tena. El aviso continuará toda la jornada del lunes e incluso se extenderá a la parte norte del centro de Huesca (2 cm) y a las Cinco Villas (4 cm). Y el martes y el miércoles se esperan más nevadas aunque irán remitiendo progresivamente.

Para primeras hora de hoy también hay activado un aviso por temperaturas mínimas en toda la provincia, que caerán de forma generalizada hasta los 6 grados bajo cero en el Pirineo y hasta los -4 en el centro y sur de Huesca.

Según la Aemet, el manto presenta continuidad desde cotas bajas y los espesores superan, en general, los 30 cm en cotas medias y los 40 o 50 cm por encima de los 2.000 m. El nivel de riesgo de aludes es notable (3 sobre una escala de 5) por encima de los 2.000 m en todo el Pirineo y el principal peligro son las placas de viento, por lo que recomiendan mucha precaución.

Buena afluencia de esquiadores en Astún

Las temperaturas bajo cero que se registraron este sábado en Astún sobre todo a primeras horas no fueron un impedimento para que recibiera una gran afluencia de esquiadores. Brilló el sol casi todo el día y aunque hubo mucha animación, los aficionados oscenses, los únicos que se pueden acercar hasta esta estación -la única abierta de la comunidad- además de los federados, no soportaron colas.

Los esquiadores altoaragoneses disfrutaron de un gran día en Astún.
Los esquiadores altoaragoneses disfrutaron de un gran día en Astún.
Pablo Segura

"Me parece bien que esté abierta, por lo menos los de Huesca podemos esquiar", decía José Ramón Gracia, llegado de la capital. «Es el primer día que venimos, teníamos muchas ganas y todo genial porque no hay mucha gente y la estación está muy bien, así que es un día perfecto". Además "con sol mucho mejor, porque ha caído buena helada", subrayaba Luis Montul.

Además, disfrutaron de 15 cm recién caídos la noche anterior. "Qué alegría nos llevamos cuando supimos que finalmente habría una estación abierta porque en Navidades siempre venimos a esquiar, es ya una tradición", afirmó Carmen Palacios, de Sariñena. Mientras, Gonzalo Portu, de Huesca, reconoció que "hemos tenido suerte porque podemos esquiar sin las aglomeraciones típicas de estos días, aunque esperamos que las restricciones cambien y así puedan abrir el resto de las estaciones, porque en estos valles es necesario y mucha gente depende de esto"

"Es una suerte poder esquiar sin aglomeraciones, pero esperamos que puedan abrir el resto de las estaciones porque mucha gente depende de esto"

La gran afluencia también benefició a los establecimientos hosteleros, aunque dejaron claro que nada que ver con un inicio de temporada "normal", por lo que esperan que las cosas mejoren, se flexibilicen las restricciones "y podamos salvar la temporada".

Etiquetas
Comentarios