Despliega el menú
Huesca

huesca

Los alumnos del Conservatorio de Huesca animan a "no dejar de soñar" en Navidad

Estudiantes de enseñanzas elementales y profesionales han publicado una felicitación tocando con sus trombones 'Sang till lotta', de Jan Sandstrom, y recitando un texto sobre las lecciones que les deja la pandemia.

Los alumnos de trombón animan a "no dejar de soñar ahora más que nunca" pese a las dificultades de este año provocadas por la pandemia

"Ahora más que nunca, no dejes de soñar". Este es el emotivo mensaje que han querido lanzar los alumnos del Conservatorio Profesional de Música 'Antonio Viñuales de la ciudad de Huesca en su felicitación de Navidad. Un vídeo en el que aparecen 18 alumnos de enseñanzas elementales y profesionales que interpretan la melodía de 'Sang till lotta', de Jan Sandstrom.

El protagonista es uno de los alumnos que después de ensayar en su casa se echa a dormir y empieza a soñar. Y a continuación van apareciendo uno a uno el resto de estudiantes tocando con el trombón una parte cada uno de esta pieza mientras recitan una frase de un texto sobre la pandemia escrito por uno de los profesores del Conservatorio, Javier Gonzalo, que ya durante el confinamiento salía cada día a tocar desde su balcón con su mujer, Arantxa Lobe, y sus hijas Ainara y Leire, para entretener a sus vecinos en Huesca.

Un texto que dice así: "Hace casi un año nuestras vidas dieron un gran giro; un pequeño bicho lo cambió todo. A pesar de que han sido momentos muy duros, no todo ha sido tan malo. Hemos aprendido a valorar cosas que teníamos y que no apreciábamos. Hemos aprendido a valorar las pequeñas grandes cosas; lo mucho que queremos a nuestras familias; lo mucho que vale la vida de los que queremos. Hemos aprendido que la salud es más importante que el dinero; y que el dinero sin salud no es nada. Hemos aprendido a saber el valor de algunas personas que sin saberlo pueden salvar muchas vidas. Hemos aprendido lo importante que es un simple abrazo, acompañado de un gran te quiero

Ahora sabemos que la música no cura enfermedades. Pero tiene el don de sanar el corazón y el alma. Pronto, todos podemos volver a juntarnos para hacer aquellas cosas que tanto nos gustan. Por eso y hasta que todo pase, ahora más que nunca no dejes de soñar".

Etiquetas
Comentarios