Despliega el menú
Huesca

Patrimonio

La restauración de las obras de Sijena espera al pronunciamiento del Supremo

El Gobierno de Aragón tiene previsto intervenir sobre las que se encuentran más deterioradas, pero no antes de que la sentencia que ordenó su vuelta sea definitiva.

Algunas de las obras retornadas, entre ellas los sarcófagos de las prioras, del siglo XV.
Algunas de las obras retornadas, entre ellas los sarcófagos de las prioras, del siglo XV.
Rafael Gobantes

El pleito judicial por la propiedad de las 95 piezas de Sijena -51 procedentes del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) y 44 del Museo de Lérida- también marca los tiempos de su restauración.

El Gobierno de Aragón tiene previsto intervenir sobre las que se encuentran más deterioradas, pero no antes de que la sentencia que ordenó su vuelta sea definitiva, y para ello, resta el pronunciamiento de la sala de lo civil del Tribunal Supremo, que se reunió el pasado 25 de noviembre con el fin de analizar los recursos elevados por la Generalitat, el Museo de Lérida y el MNAC. Su fallo sigue sin darse a conocer.

La directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, Marisancho Menjón, confía en que confirmará las sentencias del juzgado de Instrucción número 1 de Huesca y de la Audiencia Provincial, ya que "los argumentos son absolutamente claros y contundentes". "No hay resquicio alguno para una interpretación que decante la balanza en el otro sentido", añade.

A la espera del fallo, el personal técnico de la DGA revisa de forma periódica el estado de conservación de las piezas, entre las cuales figuran desde elementos que utilizaban las monjas en su vida cotidiana hasta piezas de gran valor y belleza como los tres sarcófagos de las prioras del siglo XV o los alabastros del retablo de Santa Ana, del escultor de Gabriel Joly.

Dos días antes de la reunión del Tribunal Supremo, el Museo de Lérida solicitó que fuese examinado el estado de conservación de las obras trasladadas desde Cataluña, después de poner otra vez en duda las condiciones de luz, climatización y humedad del lugar en el que se encuentran.

Frente a ello, Menjón insiste en que las condiciones de conservación "son las adecuadas". Y, además, explica que también la sala capitular es objeto de "revisiones periódicas y un exhaustivo control para garantizar la llegada de las pinturas murales". Su vuelta también está pendiente del pronunciamiento del Supremo, después de que el juzgado de Instrucción número 2 de Huesca ordenara su regreso y su fallo fuera ratificado por la Audiencia Provincial.

Los dos pleitos judiciales han entrado en su recta final y en este sentido, Menjón confía en que pronto el Monasterio de Sijena "no sea sinónimo de conflicto sino de recuperación y revitalización", atendiendo a los proyectos de rehabilitación del propio enclave así como a la actividad y el movimiento que puede generar en el conjunto del territorio. Y no solo por el atractivo del propio cenobio y su tesoro artístico.

A ello, une además el interés que puede generar unir a su visita otros enclaves de interés turístico cercanos como la Cartuja de Las Fuentes, la casa natal de Miguel Servet, la laguna de Sariñena o la ruta del Frente de Aragón.

Etiquetas
Comentarios