Despliega el menú
Huesca

huesca

Prorrogan 9 años la prisión provisional del asesino de Naiara mientras se resuelven los recursos

La Audiencia Provincial de Huesca ha accedido a la petición de la Fiscalía, apoyada por las acusaciones particulares, y ha ampliado el plazo hasta el 30 de diciembre de 2029, el máximo que permite la ley.

Iván Pardo, en la sesión de este martes en la Audiencia Provincial de Huesca.
Iván Pardo, durante la sesión del juicio en la Audiencia Provincial de Huesca.
Javier Blasco/EFE

La Audiencia Provincial de Huesca ha prorrogado nueve años la prisión provisional comunicada y sin fianza de Iván Pardo, condenado por un jurado popular a la pena de prisión permanente revisable por el asesinato de su sobrina Naiara en Sabiñánigo, mientras se resuelven los recursos interpuestos ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón y que podrían incluso llegar hasta el Supremo

Iván Pardo Pena ingresó en prisión provisional en julio de 2017 y ya en su día se prorrogó dos años más la medida ya que la causa seguía en instrucción. El nuevo plazo acababa en julio de 2021 por lo que la Fiscalía volvió a pedir que se ampliara de nuevo para evitar cualquier riesgo de excarcelación mientras se resuelven los recursos que han presentado tanto las defensas y las acusaciones.

En la vista telemática  celebrada el pasado 26 de noviembre, las acusaciones se adhirieron a la petición de la fiscal. Por su parte, la defensa de Iván Pardo, representada por la abogada María Gabasa, no se opuso, mientras que el letrado del padrastro y la abuelastra de la niña, condenados en su caso por malos tratos habituales, lo dejó en manos del tribunal. 

La Audiencia ha resuelto prorrogar la medida hasta el 30 de diciembre de 2029, el máximo posible. La ley permite que se pueda ampliar hasta la mitad de la pena solicitada, que en este caso se eleva a un total de 25 años, por lo que serían 12 años y 6 meses. Y como ya ha pasado tres años y medio en la cárcel, el tope sería de nueve años. 

La abogada de Iván Pardo ha pedido que en lugar de la pena de asesinato, se le condene por un concurso de lesiones dolosas con un delito de homicidio para rebajar la pena a entre 10 y 15 años de prisión alegando, entre otros motivos, que padece un trastorno orgánico de personalidad que pudo influir en sus actos por su "incapacidad para controlar sus impulsos". En este sentido, María Gabasa sigue manteniendo que la intención de su cliente no fue nunca matar a Naiara. 

También José Luis Vivas, letrado del padrastro (Carlos Pardo) y la abuelastra (Nieves Pena) de Naiara, ha recurrido la sentencia para intentar rebajar las penas de dos años de cárcel impuestas a cada uno de ellos por un delito de malos tratos continuados en el ámbito familiar. Admás, ha vuelto a pedir, como ya hizo durante el juicio, la nulidad de todas las actuaciones porque el registro que se practicó en su día en el domicilio donde ocurrieron los hechos en compañía de Iván Pardo se realizó sin abogado.

Mientras, el abogado de una de las acusaciones particulares, Marcos García Montes, que representa al padre biológico de Naiara, Manuel Briones, ha reclamado elevar de dos a tres años de cárcel las penas del padrastro y la abuelastra, y que su cliente reciba la misma indemnización que la madre biológica (120.000 euros), en lugar de los 30.000 reconocidos en la sentencia.

Por su parte, Luis Marín, abogado de la madre biológica, Mariela Benítez, ha recurrido el escrito de la abogada del Iván Pardo insistiendo no solo en la crueldad del acusado, sino en que algunos de los medios utilizados en la tortura se dirigían a mantenerla inmovilizada.

Etiquetas
Comentarios