Huesca
Suscríbete

huesca

Cañones a toda máquina en las estaciones en víspera de una sucesión de nevadas

La Aemet ha activado avisos por la borrasca, que podría dejar 15 cm por encima de los 900 m a partir de este jueves por la noche y heladas de hasta -15 bajo cero.

"Cañones en marcha. Trabajamos para tener todo preparado. Parece que viene una buena borrasca que dejará la estación lista para la apertura en cuanto las autoridades sanitarias lo permitan". Este es el mensaje que ha lanzado este miércoles Candanchú, que al igual que el resto de estaciones de esquí del Pirineo ha activado los sistemas de innivación artificial para aprovechar la bajada de las temperaturas.

Y es que la estación de alta montaña de Cerler-Cogulla, por ejemplo, ha registrado la tercera temperatura más fría del país con -9,4 grados. Una sensación agudizada todavía más por rachas de viento de hasta 100 kilómetros por hora, el récord de la jornada. También se han colado en ese ‘top ten’ Torla-Cebollar (-5,9) y Panticosa-Petrosos (-5,6).

Una imagen llena de esperanza para el sector, que se espera confirmar a partir de este jueves por la noche la llegada de la primera de una sucesión de nevadas que se prolongarán hasta la próxima semana. Una muy buena noticia ante la incertidumbre que existe sobre la fecha de apertura de los centros invernales

Y es que los portales meteorológicos especializados coinciden en que a lo largo de este puente de la Inmaculada se van a acumular espesores importantes que podrían superar el metro en Astún y Candanchú. Pronostican más de 90 cm en Formigal, 75 en Panticosa y unos 40 en Cerler.

La cota bajará a los 700 m

La Agencia Estatal de Meteorología ha activado un aviso entre las 18.00 de este jueves y las 19.00 del viernes por acumulaciones de nieve de más de 15 cm por encima de los 900 m, aunque la cota podría bajar incluso hasta los 700 m, sobre todo en la parte más occidental del Pirineo. El domingo, volverá a subir hasta los 1.200.

Además, de cara al viernes también hay una alerta por fuertes heladas ya que las mínimas podrían caer de forma generalizada hasta los -8 grados. No obstante, en algunos puntos del Pirineo las temperaturas se podrían desplomar aún más tanto el viernes como el sábado. Es el caso, por ejemplo, de Benasque o Bielsa, donde llegarán a los 15 y 13 bajo cero, respectivamente. A partir del domingo se recuperarán, pero seguirán siendo muy frías.

Cabe recordar que salvo Ibones de Bachimaña (Panticosa) y Ángel Orús (Sahún), no hay abiertos más refugios guardados en el Pirineo por lo que es necesario extremar las precauciones en la montaña en este puente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión