Despliega el menú
Huesca

Gastronomía

bares y restaurantes

Arcano abre sus puertas en Huesca bajo el lema “Cocinar o morir”

Desde hace dos semanas la capital oscense cuenta con una nueva propuesta gastronómica, un restaurante ubicado en el número 23 de la avenida de los Pirineos.

José Luis Page y Sergio Sancho.
José Luis Page y Sergio Sancho.
Heraldo

Bajo el lema “Cook or die” -o lo que es lo mismo, “Cocinar o morir”, llega a Huesca el restaurante Arcano. Un establecimiento que abre sus puertas en plena pandemia y en un escenario protagonizado por la incertidumbre, pero con las cosas muy claras. “La vida continúa, esto no nos puede parar”, afirma Sergio Sancho, quien junto a Jesús Luis Page se encuentra tras las riendas de este proyecto.

Tras varios años dedicado al sector hotelero, otro de los grandes damnificados por la crisis sanitaria en todo el mundo, con el inicio de la crisis tuvo la oportunidad de estar al frente de un nuevo negocio. “Conocía varios proveedores en Huesca, y mi pareja es de aquí, por lo que cuando surgió la idea de visitar el local en septiembre no me lo pensé”, admite el zaragozano.

Ubicado en el número 23 de la avenida de los Pirineos de Huesca, Arcano aterriza con una propuesta gastronómica que combina los sabores tradicionales con todo tipo de interpretaciones y su apuesta estrella: una gran diversidad de arroces. Desde los más típicos -como el del señorito o el arroz de verduras- pasando por creaciones como un arroz de papada ibérica con dados de atún marinado en soja y wasabi, rúcula y mozzarella o de callos de bacalao y sepia con alioli de tinta.

La propuesta de cuchara la completan sus asados, guisos tradicionales y fideuás, aunque no han querido olvidarse del público más joven: “También hemos querido apostar por una amplia carta de bocadillos y hamburguesas con todo tipo de combinaciones para llegar a una clientela más joven”, advierte el hostelero. En su carta también encontramos opciones como las patatas bravas con salsa kimchi o el steak tartar cortado a cuchillo.

Sergio Sancho en el interior de Arcano, en Huesca.
Sergio Sancho en el interior de Arcano, en Huesca.
Heraldo

Además, toda su carta nace en modalidad ‘take away’, algo necesario en tiempos de pandemia. “Hemos hecho todo lo posible por adaptarnos a los tiempos que nos han tocado vivir. Nuestro objetivo y reto es ofrecer a nuestros clientes algo por descubrir. Es lo que nos gusta y lo que sabemos hacer”, reivindica el cocinero que cuenta con más de tres décadas de experiencia en el sector de la hostelería. Por eso, asegura no dar crédito a la situación que estamos viviendo, a pesar de que llevemos ya ocho meses conviviendo con la COVID-19.

“Sigo sintiéndome como en una película de ciencia ficción”, admite. Y reconoce que lo peor de la situación que atraviesan es la incertidumbre: “No sabemos qué va a pasar mañana, ni cuándo nos van a abrir, ni cuándo va a llegar el frío… mientras tanto toca luchar y esperar que las cosas no vayan a peor. En japonés la palabra crisis significa oportunidad, imagino que de esto iremos saliendo poco a poco”, reflexiona Sancho.

El apoyo ciudadano, fundamental

Además, asegura que los vecinos de la capital oscense están apoyando de buen grado la nueva apertura y que “quien más y quien menos se pasa para ayudarnos haciendo algún gasto”. 

Hoy, el establecimiento oscense que abrió sus puertas el pasado 20 de noviembre, cuenta con un aforo de 75 personas en el interior -entre el salón y la zona de la barra- y una terraza de 25 meses, actualmente al 50% como estipulan las medidas actuales. “También hemos realizado una fuerte inversión en una pérgola, cortavientos y estufas eléctricas. Algo que en un año diferente seguramente no nos habríamos planteado”, reconoce. Sin embargo, en la era covid la terraza se ha convertido en la única salida de este sector.

Etiquetas
Comentarios