Despliega el menú
Huesca

El túnel de Bielsa se protege contra las avalanchas

Las obras han consistido en la instalación de varias filas de barreras de retención del manto nivoso en la montaña y el recrecimiento de un dique de contención cerca de la carretera A-138.

Recrecimiento de un muro para parar las avalanchas junto a la carretera.
Recrecimiento de un muro para parar las avalanchas junto a la carretera.
Gobierno de Aragón

El túnel internacional Bielsa-Aragnouet estará este invierno mejor protegido contra las avalanchas. Por una parte, con la instalación de varias filas de barreras de retención del manto nivoso en la montaña, una obra que ha contado con una inversión de 155.261 euros; y, por otra parte, con el recrecimiento de un dique contención de avalanchas en las inmediaciones de la carretera y la boca sur del paso carretero, con un coste de 223.831 euros. 

La última actuación se consideraba prioritaria. El dique prevendrá la caída de aludes justo en el punto de la carretera donde se detienen los vehículos antes de entrar al paso subterráneo, cuando el semáforo está cerrado por el tránsito de vehículos pesados y donde pueden permanecer hasta 10 minutos. Lo normal es que una o dos veces al año se produzca una avalancha en este punto, por lo que se ha recrecido el muro hasta una altura tres veces superior.  

Los últimos 3 kilómetros concentran 25 vertientes avalanchosas, tanto en España como en Francia. Solo en algunos de estos puntos, preferentemente en el último kilómetro, se repiten cada año los aludes. Por ello, además de instalar paravalanchas sobre la calzada (hay tres en el lado español y cuatro en el francés), se colocan barreras para evitar que la nieve llegue a la carretera. En la boca norte existen también siete 'gazex', brazos metálicos que con una combinación de propano y oxígeno provocan una detonación para precipitar los aludes.  

Las últimas obras se han llevado a cabo entre mayo y noviembre. El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, ha explicado que la inversión en este tramo final de la carretera A-138 “representa la colaboración transfronteriza". Las acciones se enmarcan dentro del proyecto europeo Securus2, cofinanciado al 65% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) a través del Programa Interreg con participación de España, Francia y Andorra (Poctefa 2014-2020). 

Barreras de retención de la nieve en la montaña.
Barreras de retención de la nieve en la montaña.
Gobierno de Aragón

"El objetivo de estas medidas es que no caiga nieve a la carretera y detener las avalanchas para que tanto la carretera como el túnel estén abiertos el máximo de días  posibles. Esto viene a sumarse a muchas otras inversiones que hemos ido desarrollando en Bielsa con fondos europeos”, ha declarado el consejero José Luis Soro. Los dos últimos años han sido favorables y solo hubo que cerrar la A-138 un día, pero en un invierno normal la nieve obliga a interrumpir la circulación entre 7 y 10 jornadas.    

Las intervenciones realizadas se suman a otras acciones que se han llevado a cabo en esta zona, en concreto, con la primera parte del citado plan Securus, que supusieron una inversión de 1.047.586 euros para la protección de la carretera contra riesgos naturales diversos.

Con cargo al presupuesto del consorcio hispano-francés se ha instalado también un nuevo silo de sal en el centro de operaciones compartido con la DGA (55.988) para prevenir el hielo en la calzada. Esta actuación ha permitido la adecuación de la campa de dicho centro y la instalación de un silo de 100 Tm.

En estos momentos los trabajos continúan con el acondicionamiento del parquin del centro de control del túnel, donde se ha colocado una marquesina para proteger los vehículos ante las nevadas. Esto evitará tener que palear de los vehículos de explotación del túnel los 10 metros de precipitación media en forma de nieve de cada temporada de vialidad invernal.

Etiquetas
Comentarios