Despliega el menú
Huesca

Heraldo Joven

'Chicos con falda' también en las aulas de Huesca

Alumnos de varios institutos oscenses se han sumado a este movimiento que busca reivindicar que la ropa no tiene género y que nadie debe ser objeto de discriminación o acoso por su forma de vestir. 

Adriana Rivarés, Miguel Guzmán, Ibis Betancourth y Yuna Maldonado, con sus faldas a las puertas del IES Montes Negros de Grañén.
Adriana Rivarés, Miguel Guzmán, Ibis Betancourth y Yuna Maldonado, con sus faldas a las puertas del IES Montes Negros de Grañén.
Heraldo.es

El movimiento viral "Chicos con falda" ha llegado a las aulas de institutos de la provincia de Huesca, con el objetivo de reivindicar que la ropa no tiene género y que nadie debe ser objeto de discriminación o acoso por su forma de vestir.

El pasado miércoles, coincidiendo con el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, cuatro jóvenes de la localidad de Grañén (Adriana Rivarés, Miguel Guzmán, Ibis Betancourth y Yuna Maldonado), que tienen entre 14 y 15 años, decidieron sumarse a esta iniciativa y acudir con falda a su instituto, el IES Montes Negros. "Lo vimos en las redes sociales y decidimos unirnos, ya que nos parece que es una reivindicación necesaria", explica Adriana Rivarés. "Una falda es una prenda más y cualquiera puede llevarla. Debe verse como algo natural", añade la joven.

El movimiento 'Chicos con falda' surgió tras la experiencia compartida por un joven de Bilbao, Mikel Gómez, que un día cualquiera decidió acudir con falda a su instituto, simplemente porque le apetecía vestir esta prenda y acabó siendo derivado al psicólogo del centro, al encontrarse con la incomprensión de una parte del profesorado. El joven contó su experiencia en la red más utilizada por los adolescentes, TikTok, donde ha encontrado miles de apoyos entre adolescentes de toda España.

A diferencia de las reacciones con las que se encontró Mikel Gómez, la iniciativa ha sido bien recibida por los responsables del IES Montes Negros de Grañén, donde aplauden la reacción de sus alumnos. "Apoyamos cualquier manifestación a favor de la diversidad, entre ellas, la de género, y además, nos parece bien que utilicen la ropa, ya que es un elemento de identidad personal", indica su directora, Susana Paúles.

Los cuatro jóvenes de Grañén no van a ser los únicos en sumarse a este popular movimiento. De hecho, aunque con un matiz algo diferente, relacionándolo con los actos del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, los alumnos y alumnas del IES Ramón y Cajal de Huesca también están invitados a vestir falda este próximo viernes con el fin de mostrar su rechazo a la discriminación o violencia que sufren muchas personas por su ropa así como a la tendencia a culpabilizar a algunas víctimas de abusos por el hecho de llevar falda.

 

Etiquetas
Comentarios