Despliega el menú
Huesca

La sentencia de las 97 obras de Sijena sigue pendiente del Supremo

La sala de lo civil en pleno se ha reunido este miércoles para revisar el caso que enfrenta a Aragón y Cataluña, pero su resolución no ha transcendido. Y no lo hará hasta que la sentencia del Alto Tribunal esté redactada.

Pinturas de la Sala Capitular del Monasterio, en el Museo Nacional de Cataluña.
Pinturas de la Sala Capitular del Monasterio, en el Museo Nacional de Cataluña.
Heraldo.es

Aragón deberá seguir esperando para saber si podrá conservar o no en su poder las 95 obras de Sijena que una sentencia judicial obligó a devolver a Cataluña. La sala de lo civil en pleno del Tribunal Supremo se ha reunido este miércoles para revisar el caso, pero su fallo no ha trascendido. Y no lo hará hasta que la sentencia acordada por los magistrados esté redactada y las dos partes puedan conocer sus argumentos.

El abogado del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena, Jorge Español, sigue mostrando su "absoluta" confianza en que el Supremo optará por rechazar los recursos presentados por la Generalitat, el Museo de Lérida y el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) y se tranquilo a pesar de las últimas dilaciones.

Para el letrado, el proceder del Alto Tribual es el "adecuado, ya que las dos partes tienen derecho a conocer su fallo junto a sus argumentos, especialmente aquellos que vean frustrados sus objetivos", indica. "No sería justo para ninguna de las partes que dijeran si estiman o desestiman los recursos sin desarrollar sus razones», insiste.

Tampoco le preocupa que el pasado 15 de octubre cuatro de los magistrados de la sala de lo civil del Supremo se reunieran para revisar el caso y finalmente, decidieran que el asunto debía ser tratado por la sala en pleno, es decir, con la participación de todos sus integrantes. De hecho, cree que esta decisión tiene que ver con el deseo del Alto Tribunal de sentar doctrina sobre la extensión de los escritos de casación, después de que los tres recursos catalanes llegaran a triplicar las 25 páginas permitidas.

Precisamente, esta última es una de las razones a las que alude a la hora de mostrar su confianza en un fallo a favor de los intereses de Aragón. A ello, une además otras cuestiones de fondo. En primer lugar, Español recuerda que el pago de las ventas de las 95 obras nunca ha podido ser justificado con documento alguno, lo que le lleva a defender que fueron «irreales» y «ficticias» y en segundo lugar, recuerda que formaban parte de un enclave declarado Monumento Nacional desde 1923 y por lo tanto, indivisible, una cuestión sobre la que además «el Supremo ya ha sentado jurisprudencia», subraya. Y, por último, como cuarta razón, el letrado cree «muy difícil» revocar un fallo cuando la sentencia ya ha sido ejecutada de forma provisional.

Las 95 obras volvieron en dos tandas muy diferentes al monasterio de Sijena, después de que el juzgado de Instrucción número 1 de Huesca declarará nulas sus ventas y obligará a su devolución a Cataluña. De ellas, 51 fueron entregadas por el MNAC en 2016 y 44 trasladas desde el Museo de Lérida en 2017, con el auxilio de la Guardia Civil, ante los reiterados incumplimientos de la parte catalana.

Para oponerse a los recursos catalanes, además de insistir en la indivisibilidad del monasterio así como en la inexistencia de justificantes de pago, los letrados del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena y del Gobierno de Aragón recordaron que las operaciones de compraventa se llevaron a cabo sin las autorizaciones de las administraciones competentes (Ministerio de Cultura en 1983 y del Gobierno de Aragón en 1992 y 1994) y que los contratos fueron firmados por la priora de Valldoreix, Pilar Sanjoaquín, que carecía de potestad legal sobre los bienes. De hecho, las obras no eran suyas sino de la Comunidad de Sijena.

Etiquetas
Comentarios