Despliega el menú
Huesca

huesca

Los trabajos de desbroce y limpieza de maleza en la Cartuja de Las Fuentes sacan a la luz un antiguo molino de aceite

La Diputación Provincial de Huesca adquirió este enclave en 2015 y desde entonces, lleva a cabo un plan de intervenciones con el objeto de salvarlo de una ruina inminente.

Imagen de la muela del molino de aceite hallado en la Cartuja de Las Fuentes.
Imagen de la muela del molino de aceite hallado en la Cartuja de Las Fuentes.
DPH

Los trabajos de desbroce de matorrales que se han realizado de forma reciente en la Cartuja de Nuestra Señora de Las Fuentes (Sariñena) han sacado a la luz los restos de un molino de aceite, que permanecía oculto entre la maleza acumulada en la zona de las celdas y de la residencia del prior.

El hallazgo ha tenido lugar dentro de las labores impulsadas por la Diputación Provincial de Huesca, que adquirió el momento en 2015 y desde entonces, lleva a cabo un plan de intervenciones con el objeto de salvarlo de una ruina inminente.

La pequeña prensa de aceitunas encontrada ya se cita en el inventario de los bienes realizado durante la desamortización, incluso alguna de las piezas descubiertas ya se conocía, pero hasta ahora no se había llegado a establecer la conexión entre todo el conjunto descubierto, ya que la mayor parte de los restos del molino estaban ocultos por la vegetación, explican desde la DPH.

El hallazgo permite además "una correcta interpretación de un espacio situado en el sótano del edificio de obediencias, inmueble destinado a cocina, comedor y residencia de los sirvientes del conjunto monástico, así como a usos agropecuarios", detallan.

Según José Miguel Pesqué, coordinador de los equipos de actuación de la Cartuja de Las Fuentes, "este sótano, que se conocía como la bodega, nunca tuvo como uso principal el almacenamiento de vino. El estudio de las fuentes documentales permite asegurar que los cartujos no eran propietarios de ninguna viña, pero sí de ocho olivares, y que en este edificio no existían infraestructuras necesarias para la elaboración del vino tales como la pisadera de las uvas, el lagar para la fermentación o los asientos de las cubas donde se debía almacenar el vino".

Con una superficie aproximada de 150 metros cuadrados y ubicado en el ángulo sudoeste de la Cartuja de Las Fuentes, el molino de aceite ahora descubierto contaba con un pozo del que se extraía el agua mediante una noria, ya que la capa freática está a una profundidad de 11,50 metros, y son visibles piezas como una rueda de molino, el asiento de la prensa de aceite o una pila de decantación.

Hasta ahora, incluyendo su compra, la DPH ha invertido ya más de 1,5 millones en la recuperación de la Cartuja de Las Fuentes, declarada Bien de Interés Cultural y decorada con los frescos de fray Manuel Bayeu, cuñado de Goya.

Etiquetas
Comentarios