Despliega el menú
Huesca

La nieve se hace esperar con el operativo de vialidad invernal ya listo

Más que 70 quitanieves esperan en las vías principales la primera gran nevada, que no acaba de llegar. Las previsiones para los próximos días tampoco son optimistas. 

La nieve está prácticamente ausente de la alta montaña, salvo en cotas de 3.000 metros. En la imagen, los guardas del refugio de Bachimaña estos días, junto a un cartel de prevención de aludes.
La nieve está prácticamente ausente de la alta montaña, salvo en cotas de 3.000 metros. En la imagen, los guardas del refugio de Bachimaña estos días, junto a un cartel de prevención de aludes.
Refugio de Bachimaña

La nieve se está haciendo esperar este otoño. Se presentó tempranamente a finales de agosto en cotas altas de los Pirineos, y en los primeros días de octubre dejó un manto de medio metro de la mano de la borrasca Alex. Desde entonces, la tónica han sido la sequía y las altas temperaturas. A corto plazo y a punto de acabar noviembre, tampoco se esperan nuevas precipitaciones. En las estaciones de esquí no se cuenta con ella porque debido a las restricciones de movilidad, la temporada se retrasa.

"No es una situación anómala, noviembre y diciembre son meses anticiclónicos", afirma la nivóloga Rocío Hurtado, recordando que hace cuatro años nevó el 30 de noviembre y no volvió a hacerlo hasta el 10 de enero. "Si cae en octubre y un par de veces en noviembre puede aguantar hasta final de año en las estaciones, hasta que vuelve a revolverse el tiempo", comenta.

La estación meteorológica del túnel de Bielsa, a 2.300 metros, midió 5 centímetros el pasado día 4, y no sumó más de 15 en las tres nevadas de octubre. De cara al futuro, las previsiones tampoco son optimistas. En el arranque de diciembre, se prevén apenas unos centímetros. "El 25 de septiembre tuvimos 15 cm de nieve. La temporada empezó fuerte y parecía que tendríamos una campaña invernal muy intensa, pero de momento no está siendo así", señala el director del Consorcio del Túnel Bielsa-Aragouet, Andrés Olloqui.

Las quitanieves del túnel de Bielsa llevan varias semanas listas para salir a la carretera. Desde mediados de mes también se encuentra operativo el dispositivo de las distintas administraciones. Se cuenta con más de 70 quitanieves para las vías nacionales y autonómicas.

"La vialidad invernal es más que la nieve", declara el director general de Carreteras de Aragón, Bizén Fuster. El hielo es el principal factor de riesgo para la seguridad. "Ya se están haciendo tratamientos preventivos por las tardes para que al día siguiente los conductores no lo encuentren en la carretera". Además, añade, "los equipos de guardia están activados independientemente de si nieva o no en invierno y salen a diario a esparcir sal".

El Gobierno de Aragón invertirá este año 2,6 millones de euros en el operativo de toda la Comunidad. El de la provincia de Huesca esta formado por 17 camiones quitanieves, siete equipos externos contratados, tres máquinas quitanieves turbo-fresa, ocho silos de 60TM y cinco de 100TM y tres depósitos cubiertos. El plan se completa con operativos especiales para los accesos a los valles de Benasque, el Balneario de Panticosa y la Pradera de Ordesa, donde se cuenta con el asesoramiento de tres nivólogos para controlar las avalanchas, y para los dos pasos fronterizos, Bielsa y Portalet.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana tiene activas en la provincia 44 quitanieves, ocho plantas de salmuera, 24 silos de fundentes, seis almacenes y 11 cañones antialudes para atender los 902 kilómetros de la Red de Carreteras del Estado en Huesca.

Por su parte, la Diputación Provincia de Huesca, que atiende 650 poblaciones con un único acceso (92 situadas a más de 800 metros de altitud), invertirá 811.272 euros en suministro de sal, gastos de explotación y en vehículos, cuñas o silos de almacenaje de los distintos parque comarcales de protección civil. 

Etiquetas
Comentarios