Despliega el menú
Huesca

cultura 

El Teatro Olimpia de Huesca alerta de que funcionar al 25% de aforo es "inviable"

Subir el telón de esta sala, de gestión privada, cuesta entre 2.000 y 3.000 euros, un gasto que no se cubre con la taquilla porque de las 800 butacas disponibles solo pueden ocuparse 194.

Asistentes al espectáculo de Diego Peña este viernes en el Teatro Olimpia.
Asistentes al espectáculo de Diego Peña este viernes en el Teatro Olimpia.
Rafael Gobantes

El humorista aragonés Diego Peña ha presentado este viernes 20 de noviembre  su espectáculo ‘Increíble pero cierzo’ en el Teatro Olimpia de Huesca, ante un público reducido por la limitación de asistencia y en una sala con todas las medidas de seguridad sanitaria establecidas. Su actuación ha sido la tercera de las cuatro del ciclo Club Aplauso, que empezó el 3 de octubre y finalizará el 11 de diciembre, y puede ser una de las últimas que se ofrezcan en este escenario si la situación no mejora. "Para nosotros, con un 25% de aforo, mantener esto no es viable", ha señalado el responsable de la programación de este espacio, Rubén Moreno.

El Olimpia es el único gran teatro de Aragóncon gestión privada, ya que es propiedad de la Fundación Anselmo Pie Sopena. Levantar su telón cuesta entre 2.000 y 3.000 euros por sesión. "En las condiciones actuales no se cubrirían gastos de no ser porque el Ayuntamiento de Huesca y los patrocinadores de este ciclo nos echan una mano", ha manifestado Moreno, quien no habla ya de tener beneficios sino de no acumular pérdidas.

El teatro cerró al decretarse el estado de alarma. En junio, en plena desescalada, la Fundación lo alquiló al Festival de Cine de Huesca. Sus puertas se abrieron de nuevo en septiembre, para la Muestra de Cine de Mujeres y la Feria de Teatro. Entonces, la limitación de aforo era del 75%. El ciclo Club Aplauso empezó con la misma limitación, pero el día 26 de octubre la ciudad entró en el nivel de alerta 3, que se agravó el 6 de noviembre.

El Olimpia tiene capacidad para 800 personas, pero ahora solo pueden entrar 194. "Acceden de manera escalonada, esperan hasta que quien ha pasado se acomode y hay butacas libres para mantener la distancia social", ha explicado el programador. "Además, está totalmente ventilado con un sistema que permite un flujo de aire renovado continuo", ha añadido. 

A la limitación de aforo hay que sumar que este último mes "al público le está costando bastante responder a los espectáculos que se están haciendo en Huesca, donde la situación sanitaria es complicada", ha reconocido Rubén Moreno. Él entiende que haya quien tenga reparos a la hora de acudir a un espacio "en el que piensas que vas a encontrar a mucha gente". Desde que se reabrió, han pasado por el teatro más de 3.000 personas «y no hay nadie que nos haya reportado algún caso de contagio relacionado con la sala», ha señalado.

Diego Peña durante la representación de 'Increíble pero cierzo'.
Diego Peña durante la representación de 'Increíble pero cierzo'.
Rafael Gobantes

El responsable de la oferta teatral del Olimpia ha resaltado que aguantan "con uñas y dientes a que pase este mes para ver qué decide el Gobierno de Aragón en cuanto al aforo y tomar decisiones con el resto de espectáculos que tenemos organizados". Aunque todavía no se ha presentado, ya está lista la programación deNavidad. "Si para entonces no podemos trabajar con el 50% de capacidad será complicado seguir adelante", asegura Moreno.

La opción presencial

La Fundación Anselmo Pie Sopena no se plantea, como está haciendo el Ayuntamiento con las actuaciones del Centro Cultural Manuel Benito Moliner, emitir los espectáculos por ‘streaming’. "Nosotros somos un espacio privado que vive de que la gente pueda venir y, por ahora, no pensamos en otra oferta que no sea la presencial porque, además, esta es la función del teatro", ha señalado su portavoz.

Moreno ha insistido en que el Olimpia siempre ha sido una excepción entre las salas aragonesas: "No tenemos presupuesto público y nos ganamos las habichuelas espectáculo a espectáculo". El teatro tiene cuatro empleados fijos y cuando se abre cuenta otros tres técnicos y una persona de control de accesos. El objetivo de todos es "llegar a la primavera habiendo sobrevivido".

Etiquetas
Comentarios