Despliega el menú
Huesca

Huesca

Tradición y folclore darán una nueva vida a los restos del teatro romano de Huesca

A faldriquera, popular establecimiento de indumentaria tradicional, se trasladará a mediados de diciembre al local comercial del casco histórico donde son visibles las ruinas y que está cerrado desde el pasado junio. 

María Ángeles Buesa junto a la rampa que conduce al espacio donde están las ruinas del teatro romano de Huesca.
María Ángeles Buesa junto a la rampa que conduce al espacio donde están las ruinas del teatro romano de Huesca.
Rafael Gobantes

Hacia cuatro años que María Ángeles Buesa buscaba un local donde poder compaginar su actividad profesional como ingeniera agrícola y su pasión por la indumentaria tradicional de la provincia deHuesca.  Además, la ubicación preferente era el casco antiguo de la capital oscense, donde en 2014 abrió el popular establecimiento A' faldriquera. No era fácil, pero ha conseguido encontrarlo. 

A mediados de diciembre trasladará su comercio desde la Correría a la calle Canellas, que también desemboca en el Coso Bajo. Los maniquíes, los atuendos y las fotografías de los trajes de antaño convivirán con los restos de teatro romano hallados en 2006 en la planta baja de un edificio del siglo XIX donde hasta el pasado junio estuvo  Semonia, la tienda de productos ecológicos de Valentia (antes Atades).  

En un espacio recogido del nuevo local estará la oficina profesional de Buesa. El resto se destinará a la actividad comercial y divulgativa que combina A' faldriquera, donde no solo se hacen o ajustan trajes tradicionales sino que también se exponen atuendos y fotografías y se permite entrar a mirar cómo vestían los altoaragoneses de la montaña, los valles y las planicies, y porqué.  "Podrá acceder quien quiera para ver la indumentaria, los maniquíes, los restos del teatro..., tanto gente de Huesca como de fuera", señala la dueña de la tienda.      

María Ángeles Buesa destaca que su comercio estará "en uno de los espacios más importantes que tenían las ciudades romanas, que era el teatro, donde se hacía cultura".  Ella pensó que, si era asequible, el local de la calle Canellas podía unir la historia de Huesca y la tradición que se revive el 10 y el 15 de agosto en la capital oscense durante las Fiestas de San Lorenzo. A' faldriquera cerró su local de la Correría en noviembre, "que es el mes más flojo". En estos días están organizando el traslado, viendo qué hace falta en el nuevo emplazamiento, donde hay más sitio para la exposición de los trajes. También, más zona de escaparate. 

Un espacio abierto

Como antes, los restos del teatro romano estarán al fondo del espacio comercial. Desde junio hasta ahora ha estado funcionando el sistema de ventilación forzada que los propietarios colocaron cuando diseñaron el local para proteger la integridad de las piedras. Buesa espera que, como le ocurre a ella, quien acceda a la tienda note el influjo y la importancia de esos vestigios, el poso que da el compartir una cultura milenaria. "Quiero que quien venga tenga ganas de volver", dice.  "Según vayamos superando la pandemia, intentaremos organizar charlas, conciertos con guitarra... porque hay sitio para ello", añade.

 s.
A' faldriquera ha realizado un vídeo  para informar del cambio de dirección a sus clientes y amigos.

Los amigos y clientes de A' faldriquera ya han empezado a recibir un vídeo en el cual se les informa del cambio de dirección de la tienda. La voz de Roberto Ciria y la música de Juanjo Almarza acompañan las imágenes, donde resalta el blanco y verde que define a una ansotana con la indumentaria tradicional de esta localidad pirenaica.

Mientras las ideas bullen en su cabeza de mujer emprendedora, María Ángeles Buesa  trata de espantar los pensamientos tristes que acompañan a la situación sanitaria actual, mientras se dice a ella misma que "la humanidad siempre ha las pandemias". Esta vez no tiene por qué ser distinto. 

Etiquetas
Comentarios