Despliega el menú
Huesca

Aragón encabeza la mortalidad por covid desde julio y triplica la media española

La Comunidad registra el mayor número de fallecidos por millón de habitantes del país en la segunda ola.
Supera a otras también muy afectadas como Castilla y León o La Rioja.

UCI DEL HOSPITAL CLINICO UNIVERSITARIO ' LOZANO BLESA ' ( ZARAGOZA ) / COVID 19 / 16/10/2020 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Profesionales en la uci del Hospital Clínico Lozano Blesa de Zaragoza.
Oliver Duch

Aragón no solo es una de las comunidades autónomas con mayor incidencia de casos de coronavirus. En esta segunda ola de la pandemia tiene la mayor tasa de mortalidad por millón de habitantes del país, triplicando la media de fallecidos en España y muy por encima de otros territorios. Duplica la de Madrid y multiplica por nueve la de Cataluña.

La elevada mortandad en Aragón se confirma tanto por estudios particulares como por la actualización que este miércoles hizo el Instituto Nacional de Estadística sobre el exceso de defunciones. El INE sitúa, por ejemplo, a la provincia de Zaragoza como la tercera con mayor incremento (31%) desde el inicio del verano, por detrás de Melilla y Toledo. El exceso de la primera ola se cifró en 1.023 fallecidos y el de la segunda, en 1.925.

La curva de la evolución de muertes desde el inicio de la crisis sanitaria en marzo ya colocaba a Aragón, en proporción a su población, en los primeros puestos, en concreto la quinta, solo superada por Castilla y León, Madrid, Castilla-La Mancha y La Rioja. En estos ocho meses la covid ha matado a 2.126 aragoneses (la población es de 1.330.445), o lo que es lo mismo, casi 1.600 por cada millón de habitantes. Pero los datos de la segunda ola son todavía más desfavorables y han llevado a la Comunidad a escalar hasta el primer puesto.

Mientras otros territorios tuvieron un verano relativamente tranquilo, Aragón apenas relajó la curva de contagios unas semanas y no descansó a causa de los rebrotes en las comarcas frutícolas con miles de temporeros.

La comparativa entre autonomías figura en un estudio del economista Josep Lluís de Villasante, quien dibuja una gráfica de muertos por cada millón de habitantes a partir de los datos recopilados diariamente del Ministerio de Sanidad. Admite que "no están todos" porque las cifras oficiales solo registran "personas a las que se les ha hecho PCR y mueren en un hospital, no a los que lo hacen en residencia o en casa". En todo caso sirve para apreciar claramente las diferencias territoriales.

El impacto de los rebrotes

En el periodo analizado de la segunda ola de la pandemia, del 4 de julio al 13 de noviembre, habían muerto 780 aragoneses por cada millón de habitantes (los datos del Ministerio varían ligeramente de los de las administraciones autonómicas en las mismas fechas), muy por delante de Castilla y León (503), que es el segundo. Detrás vienen Ceuta (460), La Rioja (422), Navarra (382) y Madrid (346). La media española para el mismo periodo se sitúa en 230, y por ejemplo Cataluña acumula 85, nueve veces menos, a pesar de que el territorio vecino también sufrió los rebrotes de verano relacionados con los temporeros.

Villasante afirma que desde su perspectiva "de economista no de epidemiólogo", la zona entre Aragón y Cataluña se vio muy condicionada al principio del verano por la campaña frutícola y la llegada de temporeros. Cataluña consiguió cortar antes los rebrotes, señala, tal y como se refleja en el gráfico, pero "esa curva ha seguido creciendo de una forma continuada en Aragón, manteniendo la distancia con las otras comunidades. Son muchos fallecidos para su poca población". Y eso que ya en junio se tomaron medidas restringiendo la movilidad en la zona oriental. El Gobierno de Aragón fue el primero en ordenar el retroceso a la fase 2 de las comarcas del Bajo Cinca, Cinca Medio y la Litera.

La elevada mortalidad de la Comunidad en los últimos meses se refleja igualmente en los datos actualizados por el INE sobre el exceso de defunciones en los registros civiles. En lo que va de 2020 han fallecido 14.232 aragoneses, un 20,5% más que en 2019. Si bien en las 21 primeras semanas, hasta finales del mes de mayo, durante la fase inicial de la pandemia, el incremento porcentual de defunciones se notó sobre todo en Madrid, Castilla-La Mancha y Cataluña, a partir del verano la Comunidad aragonesa fue escalando posiciones en el ranquin hasta acabar liderando en noviembre el ranquin con un 30% más de muertes.

Las últimas cifras de víctimas no invitan al optimismo. La curva de contagios se ha aplanado, pero aún así el número de decesos sigue siendo muy elevado: el pasado lunes se notificaron 33 nuevos fallecidos y el martes, otros 25.

Etiquetas
Comentarios