Despliega el menú
Huesca

huesca

Barbastro saca servicios fuera del hospital para abrir camas al dispararse los ingresos

Fisioterapia se trasladó este lunes al Centro de Congresos, cedido por el Ayuntamiento. La zona oriental de la provincia Huesca suma 1.343 positivos este mes, un 75% más que la occidental.

/ / Foto: Rafa Gobantes
El servicio de Fisioterapia del hospital de Barbastro se trasladó ayer al Centro de Congresos.
Rafael Gobantes

El repunte de contagios de la zona oriental de Huesca, con 1.343 casos en lo que va de mes, un 75% más que la occidental (775), ha provocado a su vez que se disparen los ingresos en el hospital de Barbastro, que ha llegado a rozar los 90 pacientes covid, cuando en la primera ola llegó a un máximo de 51. Este lunes tenía 79, 10 de ellos en la uci.

Para atender este aluvión de enfermos, el centro ha tenido que implementar medidas de urgencia como ampliar las camas de uci de seis a 15, ocupando una zona del bloque quirúrgico -aunque eso no ha evitado tener que trasladar a 11 críticos hasta ahora a Zaragoza–; o emplear como desahogo el centro sanitario de Fraga, donde se han abierto 14 camas (este lunes había 11 llenas). Y lo último fue habilitar 14 camas extra -ampliables a 20- en el gimnasio de rehabilitación destinadas a pacientes no covid.

Fuentes sanitarias del hospital aseguraron que se ha contratado personal de Enfermería y se ha reforzado la colaboración entre especialidades médicas para garantizar la atención ante este repunte.

Como consecuencia de ello, el servicio de Fisioterapia se quedó durante dos semanas sin espacio para continuar con los tratamientos ambulatorios. Una situación que se solventó por fin este lunes, aunque fuera solo de forma provisional, con el traslado del gimnasio al hall del Centro de Congresos y Exposiciones, después de que el Ayuntamiento atendiera la petición que le hizo el hospital aprovechando que toda la actividad de la sala multiusos ha quedado suspendida por la pandemia.

El servicio, que funcionará de 8.00 a 20.00, abrió el lunes y la plantilla -formada por tres médicos rehabilitadores, 12 fisioterapeutas, cinco auxiliadores y un celador- compatibilizará este trabajo ambulatorio con la atención a los pacientes ingresados en el hospital, ya sea en la uci o en planta por covid o por otras causas (neurológicas, de traumatología...).

Rosario Román, una de las fisioterapeutas del servicio, reconoció que era urgente habilitar esta sala externa "para no desatender a todos los pacientes que necesitan una rehabilitación por fracturas, operaciones o por discapacidades de cualquier tipo".

Las instalaciones no son tan amplias como las del hospital y por ello han tenido que priorizar. Así, por ejemplo, han decidido anteponer las patologías preferentes y dejar las crónicas para más adelante ya que no disponen de las condiciones necesarias para usar todos los aparatos de electroterapia porque las cabinas no están suficientemente aisladas.

En la uci, el servicio de Fisioterapia realiza los tratamientos que pautan entre los intensivistas y los médicos rehabilitadores. Pero hay diferencias ya que en aquellos pacientes que están sedados y tienen una respiración totalmente asistida con traqueotomías, prácticamente solo pueden hacerles movilizaciones, mientras que a los que tienen un aporte de alto fluido de oxígeno sí les pueden ayudar a mejorar la ventilación también y todo lo necesario a nivel osteoarticular.

Para los enfermos covid en planta, disponen de unos protocolos que elaboraron en la primera ola para ayudarles a hacer los ejercicios con la ayuda de una webcam y evitar así una exposición del personal "aunque si es necesario entrar a las habitaciones, se hace con todas las medidas", destaca Rosario Román.

Este traslado pretende paliar en parte la grave situación por la que atraviesa el hospital de Barbastro ya que, tal y como destacó el gerente del sector, José Ignacio Castaño, más de la mitad del centro está dedicado ya a la atención de pacientes covid. De hecho, ha superado al de San Jorge en número de ingresos durante varios días, y a corto plazo no parece que las cifras vayan a bajar rápidamente tras el repunte de contagios registrado en las últimas semanas en la zona oriental.

El hospital de Barbastro atiende a la mitad de la población de la provincia (algo más de 100.000 personas). Son seis comarcas que han sumado 1.343 casos desde el 1 de noviembre: 420 en Somontano (tiene una incidencia de 1.800 casos por cada 100.000 habitantes); 329 en Cinca Medio (tasa de 1.400); 279 en Bajo Cinca (1.100); 206 en La Litera (1.100); 61 en Ribagorza (500); y 48 en Sobrarbe (600). La Hoya de Huesca, de la zona occidental, encabeza la lista con 423 positivos, pero triplica en población al Somontano. Además, de los 74 fallecimientos de este mes, 41 son de las comarcas orientales.

Etiquetas
Comentarios