Huesca
Suscríbete

El glaciar de la Maladeta pierde en tres décadas el 60% de su superficie

El frente ha retrocedido unos 350 m desde 1991, según las mediciones realizadas por la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Mediciones en el glaciar de la Maladeta.
Mediciones en el glaciar de la Maladeta.
Confederación Hidrográfica del Ebro

El glaciar de la Maladeta, el tercero más grande de los Pirineos, ha perdido en tres décadas un 60% de su superficie, pasando de 50 a 20 hectáreas. Los datos de la última campaña de mediciones, para obtener el balance de masa y movimiento del hielo, los ha dado a conocer este viernes la Confederación Hidrográfica del Ebro. Desde hace 29 años realzia observaciones de las variaciones de este glaciar pirenaico. El estudio de la evolución y la relación con el factor nieve y el cambio climático y los datos obtenidos se incorporan a la base de datos mundial del World Glacier Monitoring System (WGMS).

La tendencia descendente continúa, a pesar de que en 2020 "los retrocesos han estado por debajo de la media de estas casi tres décadas de estudio", señala la CHE. En concreto, la pérdida en este ejercicio es de 212 milímetros de agua equivalente. Si se analizan los espesores de hielo, el hielo glaciar se ha reducido 24 centímetros de espesor medio llegando a casi 3 metros en el frente, mientras que el balance desde el año 1992 es de 23 metros y 50 en el frente del glaciar. 

Respecto al movimiento de la masa de hielo, el frente ha retrocedido unos 350 m desde 1991. Y en cuanto a la acumulación de nieve sobre el glaciar, el año hidrológico 2019-2020 lo sitúa como el décimo mejor de los 29, con espesores entre 330 a 500 centímetros. 

Según la CHE, además de los datos concretos, las campañas anuales permiten sacar conclusiones generales como que en la masa del glaciar "tiene mayor incidencia la ablación (la pérdida de hielo y nieve) que la acumulación nival", y que no se relaciona únicamente con las temperaturas sino que depende también del número de días con precipitación directa. "El hecho de que este verano se haya registrado más precipitación de la habitual ha reducido la pérdida de hielo por debajo de la media".

Anualmente se realizan dos campañas de medición. La primera dedicada a la acumulación invernal, midiendo espesores nivales, que en esta ocasión se realizó el 8 de junio, y la segunda dedicada al estudio de la ablación y de balance de la masa, que se desarrolló el 30 de septiembre. 

En el estudio del glaciar de La Maladeta se ha utilizado un método que se apoya en los datos obtenidos a partir de una red de balizas instaladas en el hielo a distintas altitudes, así como de medidas topográficas sobre la superficie. Las medidas de acumulación (junio) se apoyan en sondeos en la capa de nieve con extracción continua de testigos, usándose altímetros o GPS para posicionarlas lo más cerca posible de las balizas que en esa época no suelen ser visibles. Las medidas de septiembre se realizan directamente sobre las balizas y con topografía de la superficie glaciar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión