Despliega el menú
Huesca

Huesca

Un convenio a tres bandas salva la Oficina de Vivienda de Huesca, cerrada en agosto

El Ayuntamiento tramita con el Gobierno de Aragón y la Diputación Provincial un acuerdo para su reapertura que incluirá nuevas funciones, como la de asesorar a los municipios en esta materia.

La Oficina Municipal de Vivienda ha funcionado cuatro años con un contrato de gestión.
La Oficina Municipal de Vivienda ha funcionado cuatro años con un contrato de gestión.
Ayto. Huesca

A principios de abril, la Oficina Municipal de la Vivienda (OMV) de Huesca había abierto más de 30 procedimientos de información y tramitación de ayudas desde el 14 de marzo, cuando se estableció el estado de alarma. El 25 de mayo se anunció su traslado de la casa consistorial a la plaza López Allué. En agosto, el servicio cerró al finalizar el contrato de gestión firmado en 2016.

La Oficina de la Vivienda continúa cerrada, pero el Ayuntamiento trabaja en su reapertura, según han informado fuentes municipales. Un convenio a tres bandas, con la participación delGobierno de Aragón y laDiputación Provincial de Huesca,permitirá reabrir este servicio de cara al año que viene. Estaba previsto que a través de un contrato menor continuase funcionando hasta final de este, pero la pandemia ha retrasado los trámites.

Entre sus nuevas funciones estará la de asesorar a los municipios de la provincia, dentro del Plan de Impulso Demográfico, sobre las subvenciones para la conservación y rehabilitación de viviendas que faciliten el asentamiento de nuevos residentes.

La Oficina se creó en 2016, a partir del acuerdo del PSOE con Aragón Sí Puede para formar, junto con Cambiar Huesca, un gobierno tripartito en el mandato 2015-2019. Se instituyó incluso una concejalía de Vivienda.

Pronto, este servicio se convirtió en uno de los más valorados por los oscenses. En cuatro años atendió a más de 2.000 personas y logró que se devolvieran más de 210.000 euros en gastos hipotecarios y cláusulas suelo. Consiguió una dación en pago y trabajó en mediación, la bolsa de alquiler social y los desahucios. Pero su continuidad no se contempló en los presupuestos de 2020. El PSOE, que gobierna en minoría, sacrificó la Oficina para lograr que Vox no bloqueara  su propuesta.

Cuando en febrero de este año se dio la voz de alerta sobre el futuro de la OMV, el alcalde evitó hablar de cierre y dejó claro que el servicio no se seguiría en las mismas condiciones porque había que ajustar su función a "las competencias municipales".

En septiembre, el grupo Con Huesca Podemos Equo preguntó por la Oficina y contestaron que se estaba pendiente de ultimar "subvenciones o convenios" con la Dirección General de Vivienda y con la Diputación Provincial para darle continuidad en 2021.

Etiquetas
Comentarios