Despliega el menú
Huesca

El plan de depuración del Pirineo sigue avanzando con la licitación de las obras de Torla y Canfranc

Son las primeras en el alto valle del Ara y del Aragón. 

El alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, en la decantadora de la localidad
El alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, en la decantadora de la localidad
Laura Zamborain

El Plan Integral de Depuración del Pirineo dio ayer un nuevo paso, tras años de bloqueo, con la licitación del contrato para la construcción y explotación inicial de las depuradoras de aguas residuales de Torla y Canfranc-Estación, por un importe conjunto de 5.386.076 euros. Se trata de las primeras en el alto valle del Ara y del Aragón, respectivamente.

La depuradora de Torla esta dimensionada para soportar una carga contaminante de 1.990 habitantes equivalentes, mientras que la de Canfranc-Estación llegará hasta los 3.000. Ambas son plantas biológicas de fangos activos metidas en sendos edificios integrados en el entorno, para minimizar el impacto ambiental.

La licitación de las obras está prevista para este último trimestre de 2020 y permitirá el inicio de su ejecución en 2021. El plazo de ejecución es de 18 meses de obra, por lo que la finalización está prevista para el 2022, iniciándose con posterioridad otros 12 meses de explotación inicial.

El de Canfranc es uno de los proyectos más largamente demandados. Su alcalde, Fernando Sánchez, fue uno de los abanderados de la reivindicación de los municipios del Pirineo por contar con plantas para depurar sus aguas y evitar así los vertidos al río. Esta situación, aún no siendo su responsabilidad, les acarreó sanciones de la Confederación Hidrográfica del Ebro por los vertidos. Fue el primero en presentar una demanda oponiéndose a las multas y pidió la suspensión cautelar de las mismas, pero los tribunales respaldaron las sanciones. 

Canfranc y Torla son dos de las 19 depuradoras del Pirineo que por su tamaño –más de 1.000 habitantes equivalentes- el Gobierno de Aragón ejecuta de manera directa después de que en 2018 decidiera rescindir los contratos concesionales y adecuar los proyectos a las necesidades reales de cada municipio. El presupuesto total que destinará asciende a 74,26 millones de euros. Ya están en ejecución las plantas de Sallent de Gállego-Formigal y Ansó y en licitación la de Benasque.

Además, se avanza en la redacción de los proyectos y obtención de permisos de las depuradoras que se licitarán a partir de 2021: Hecho, Panticosa-Escarrilla-El Pueyo-Tramacastilla-Sandiniés, Aínsa, Boltaña, Villanúa, Castiello de Jaca, Canfranc-Pueblo, Piedrafita de Jaca, Fiscal, Broto-Oto, Cerler, Candanchú y Bielsa.

Asimismo, esta puesta en marcha una línea de subvenciones para los municipios de menor tamaño y cuya última convocatoria se resolvió en julio de 2020 con una dotación cercana a 7 millones de euros y resultaron beneficiarias 17 actuaciones en 13 municipios. Estas convocatorias se articulan a través del programa de subvenciones por valor de 46,3 millones de euros puesto en marcha por el Gobierno de Aragón para el periodo 2019-2026.

Etiquetas
Comentarios