Despliega el menú
Huesca

Huesca

El Balneario de Panticosa cierra por el confinamiento hasta el 3 de diciembre

El establecimiento tenía todo el aforo reservado para el puente de Todos los Santos antes de anunciarse la implantación del nivel 3 de alerta sanitaria y la prohibición de entrar a Aragón.   

Uno de los edificios del Balneario de Panticosa.
Uno de los edificios del Balneario de Panticosa.
Balneario de Panticosa

El Balneario de Panticosa ha decidido sumarse a otros establecimientos hoteleros del Pirineo aragonés que cierran sus instalaciones debido a las restricciones sanitarias y sociales recogidas en el nivel 3 de alerta y al confinamiento perimetral de la Comunidad Autónoma y de las tres capitales de provincia, según ha comunicado el director del recinto termal, Jesús González. La previsión inicial es reabrir al público el próximo 3 de diciembre.  

Desde que decayó el estado de alarma y con las restricciones de capacidad, el Balneario de Panticosa ha mantenido unos buenos niveles de ocupación, especialmente durante los fines de semana, en los cuales era muy difícil conseguir habitación. Entre sus clientes destacaban por número y fidelidad, los procedentes de Madrid y Zaragoza

Las previsiones para el puente de Todos los Santos también eran muy buenas. Antes del anuncio del paso de Aragón al nivel 3 de alerta sanitaria, el aforo que se había puesto a la venta, el mismo ofertado durante todo el verano  (150 habitaciones), el establecimiento estaba al completo para este último fin de semana de octubre. Como ha ocurrido en otros hoteles de los valles del Pirineo , con la entrada en vigor de esta medida desde este lunes y el confinamiento del territorio, las reservas empezaron a cancelarse. 

Este lunes, tras conocerse el confinamiento perimetral de Aragón y sus tres capitales de provincia, comenzaron a producirse las anulaciones en Jacetania, donde algunos hoteles habían cerrado ya por las normas del nivel de alerta 3; el Valle de TenaSobrarbe, donde los hosteleros se concentraron para manifestar su rechazo a la medida; y el valle de Benasque. "Si de Zaragoza no se puede salir y en Aragón no se puede entrar, los hoteles tendrán que replantearse si cierran", comentó José María Ciria, presidente de la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque.  

La situación no es mejor en la provincia de Teruel. En la Sierra de Albarracín y en el Maestrazgose han desplomado las reservas y muchos hoteles y restaurantes han bajado la persiana hasta nuevo aviso. En Gúdar-Javalambre, comarca que vive en gran parte del turismo valenciano, el presidente de los empresarios, Juan Carlos Escuder, lamentó este lunes que "toda la zona va a ir a la ruina".

Etiquetas
Comentarios