Despliega el menú
Huesca

huesca

La Guardia Civil ayuda a un pastor a recuperar siete ovejas que cayeron a la presa de Izas, en Canfranc

Los agentes del puesto de Canfranc, junto con personal de montaña de Jaca, rescataron a los animales, uno de ellos muerto. Se resbalaron por una pendiente acabando en una zona inaccesible por el caudal de agua.

Agentes de la Guardia Civil de Canfranc y del Sereim de Jaca participaron en el rescate de las ovejas.

Agentes de la Guardia Civil del puesto de Canfranc, junto con personal de montaña del Sereim de Jaca, ayudaron a un pastor a recuperar siete ovejas que habían caído por una ladera hasta la presa de Izas, en Canfranc. Una de ellas fue rescatada muerta

El pastor dio aviso el día 18 de octubre, sobre las 18.00, informando de que había tenido una incidencia con varias ovejas y estas habían quedado atrapadas en la presa de Izas. Se desplazó hasta el lugar una patrulla del puesto de Canfranc, que tras entrevistarse con el pastor les comunicó que cuando se trasladaba hasta el lugar donde recoge al ganado, varias ovejas se habían resbalado por una ladera quedando atrapadas en el borde del nivel del agua de la presa.

Tras observar la dificultad, la proximidad de la noche y la falta de medios, además de que el propio pastor manifestó que los animales podían permanecer en ese lugar sin peligro para su vida, se decidió planificar la correcta evacuación de las mismas y esperar al día siguiente.

En cuanto las necesidades del servicio lo permitieron, personal de Seguridad Ciudadana del puesto de Canfranc-Estación y especialistas del Sereim de Jaca se trasladaron al lugar  junto con el pastor. Una vez allí, los especialistas valoraron la situación y las condiciones del terreno, por lo que se determinó que lo más seguro para los animales era sacarlos por la zona final de la presa. Por ello, se solicitó de la gestora de la central de la presa que bajasen el nivel del agua.

Mientras se llevaban a cabo los trabajos necesarios para disminuir el caudal del agua, los especialistas de montaña establecieron un sistema de seguridad con tirolinas para acceder hasta los animales, localizando seis ovejas vivas y una que había fallecido. Esta última fue extraída con las tirolinas y esperaron a la bajada del nivel del agua para sacar al resto sin riesgo para los animales.

Etiquetas
Comentarios