Despliega el menú
Huesca

huesca

Ofrenda a la Virgen del Pilar en la cima del Aneto por las víctimas y supervivientes de la covid-19

El binefarense David Torrente subió al techo de los Pirineos para dejar un ramo de rosas y mandar ánimos a los afectados. Entre ellos está su madre, que se sigue recuperando tras 118 días hospitalizada.

David Torrente depositó un ramo de rosas junto a la imagen de la Virgen del Pilar que hay en la cima del Aneto.
David Torrente depositó un ramo de rosas junto a la imagen de la Virgen del Pilar que hay en la cima del Aneto.
D. T.

"Va por ti, mami, por los que luchan para volver a estar con los suyos, por los que han perecido durante la pandemia y por sus familiares, por las personas mayores, por nuestra tierra y por todos nosotros". Esta es la emotiva dedicatoria que hizo el pasado fin de semana David Torrente, un vecino de Binéfar enamorado de la montaña, tras depositar un ramo de rosas junto a la imagen de la Virgen del Pilar que hay en la cima del Aneto. Un singular gesto que quiso realizar coincidiendo con esta festividad como homenaje a todas las víctimas y supervivientes de la covid-19.

Entre estos últimos está su propia madre, Maribel, una maestra jubilada de Binéfar, que sigue recuperándose "poco a poco" después de pasar 118 días hospitalizada. Sufre secuelas musculares y neurológicas, "aunque lo importante es que está bien y estamos esperanzados de que vaya a ir a mejor", desea su hijo.

David Torrente sube al Aneto cada 12 de octubre desde hace cuatro años para realizar su particular ofrenda a la Virgen del Pilar. "Entonces también estábamos pasando malos momentos y decidí hacerlo porque me gusta mucho la montaña", recuerda. Y este año quiso seguir con esta tradición "con más motivo aún por mi madre", aunque tuvo que hacerlo en la víspera ya que las previsiones meteorológicas para el día 12 eran muy malas. 

Así, el domingo ascendió el techo de los Pirineos junto con dos amigos más con los que tuvo que sortear también las malas condiciones meteorológicas ya que la visibilidad era prácticamente nula, hacía mucho viento y tuvieron que atravesar el glaciar del Aneto con crampones. Y es que tenía una motivación y unas ganas extra. "Tenía que subir sí o sí porque este era un año especial ya que mi madre ha podido volver a casa y después de todo estamos muy felices", afirma.

David Torrente depositó un ramo de rosas junto a la imagen de la Virgen del Pilar que hay en la cima del Aneto.
David Torrente depositó un ramo de rosas junto a la imagen de la Virgen del Pilar que hay en la cima del Aneto.
D. T.

Asegura que fue un momento "muy emocionante" cuando llegó a la cima y dejó el ramo de rosas con la cinta del Pilar junto a la imagen de la Virgen. "Quise dedicárselo a toda la gente que ha sufrido y que está luchando contra esta pandemia, además de pedir salud para todos", señala.   

En esa lucha sigue su madre, Maribel Pedrós, una de las pacientes aragonesas con una hospitalización más larga por la covid. Entró el 19 de marzo en el hospital de Barbastro, pasó más de 30 días con un tubo en la garganta y su estancia en la Unidad de Cuidados Intensivos se prolongó 52 días. Salió el 14 de mayo, justo el día de su 70 cumpleaños, y entonces comenzó una larga rehabilitación en el Hospital Provincial de Huesca porque a los problemas respiratorios de una neumonía bilateral se unieron otros neurológicos.

El 14 de julio llegó por fin a su casa de Binéfar, donde la esperaban sus parientes y sus amigos, pero también las autoridades, entre ellas el alcalde, Alfonso Adán, o el oficial de la Guardia Civil, que quisieron darle la bienvenida. La enfermedad, pese al sufrimiento, le sirvió "para unirme más a mi hijo, que no me ha dejado sola ni un momento, y a mi familia", dijo entonces.

Etiquetas
Comentarios