Despliega el menú
Huesca

huesca

La provincia de Huesca cierra el mes con más fallecidos en accidentes desde 2010

Hay que remontarse diez años para encontrar un mes con tantas víctimas (8). Los muertos han repuntado en los tres últimos años después de marcar en 2016 el mínimo histórico (15)

El camión chocó frontalmente con el coche en el que viajaban los tres fallecidos.
El accidente más grave se produjo el 4 de septiembre en la A-131, en Chalamera, con tres víctimas. 
Rafael Gobantes

"Un mes negro". Así califica Margarita Padial, jefa provincial de Tráfico, las estadísticas de accidentes de tráfico de septiembre en el Alto Aragón. Y es que con un total de ocho fallecidos, se ha convertido en el peor mes de los últimos diez años encendiendo todas las alarmas ya que hay que remontarse a octubre de 2010 para encontrar una cifra igual de víctimas. Se da la circunstancia, además, de que siete de los muertos eran de la provincia de Huesca. En los 20 siniestros contabilizados durante todo el mes hubo también cinco heridos graves y otros 22 que no requirieron hospitalización.

Hasta entonces, las cifras de 2020 apuntaba a un claro descenso de víctimas debido principalmente al confinamiento y a la posterior reducción de desplazamientos por las restricciones de movilidad, según Margarita Padial. Y es que durante la vigencia del estado de alarma, la circulación disminuyó hasta un 70%, mientras que en los meses siguientes la bajada ya fue menor, del 30 al 50%. "A menos desplazamientos es lógico que hubiera menos accidentes", dice.

Hasta el momento, este año suma 13 víctimas mortales. De las últimas dos décadas, 2003 fue el más trágico con 668 accidentes que dejaron un saldo de 76 fallecidos y 346 heridos graves. Desde entonces, las siniestralidad ha ido bajando hasta alcanzar en 2016 el mínimo histórico de víctimas mortales: 15. En los últimos cuatro años, no obstante, han repuntado ligeramente con 23 en 2017, 25 en 218 y 27 en 2019.

Loading...

María Ángeles Reinoso Moreno, vecina de Barbastro de 43 años, fue la última en sumarse a la trágica lista. Murió el 1 de octubre por las graves heridas que sufrió el 23 de septiembre en una colisión frontal entre su turismo y una furgoneta en la N-240, entre Monzón y Castejón del Puente. Además, el día 28 perdió la vida un motorista de 59 años y vecino de Alcarrás (Lérida) cuando realizaba un adelantamiento en la N-230, a la altura de Sopeira. Y el día 22, un hombre de 68 años y vecino de Albelda falleció después de que su tractor con una cisterna de purines volcara en la A-140, en Tamarite de Litera.

El lunes 14, una vecina de Estiche de 43 años murió en un siniestro en el puente sobre el río Cinca de la N-240, en Monzón, al chocar con otro turismo. Cuatro días antes, un vecino de Peralta de Alcofea de 63 años y de origen búlgaro murió en la A-1226, en Berbegal, tras colisionar su vehículo, en el que viajaba junto a su esposa, contra un turismo conducido por un vecino de la misma localidad de 90 años.

No obstante, el siniestro más grave tuvo lugar el 4 de septiembre con la muerte de Domingo Arnal, de 62 años, y Sagrario Marco, de 52, una pareja de médicos y de su hija de 17 años, que vivían en Alerre, cerca de Huesca, al chocar frontalmente con un camión en la A-131, en Chalamera.

En los ocho meses anteriores tan solo se habían contabilizado cinco fallecidos: una mujer de 47 años, natural de San Sebastián, en la A-21, en Puente la Reina (22 de agosto); un motorista de Zaragoza de 24 años en la N-260, entre Yebra de Basa y Sabiñánigo (20 de julio); un motorista de 25 años y vecino de Torres de Alcanadre en la A-1220, en Poleñino (31 de mayo); una chica de 16 años, vecina de Graus, al caer al pantano de Barasona el coche en el que viajaba junto a su madre (25 de mayo); y un zaragozano de 21 años en la N-330, entre Canfranc y Candanchú (1 de enero).

Las distracciones, una de las principales causas

La jefa provincial de Tráfico apunta a las distracciones como una de las principales causas ya que seis de los 11 accidentes mortales fueron por salidas de vía y el resto por colisiones. Por ello, insiste en la importancia de "no descuidar la atención, no utilizar el móvil al volante y descansar antes del viaje para evitar la somnolencia". También resalta que 10 de los 11 siniestros con víctimas se produjeron en carreteras convencionales, "que suelen resultar más peligrosas" y solo uno de ellos fue en autovía.

Etiquetas
Comentarios